Monterrey

Obligaría EU a México a reforma tributaria

El plan fiscal que propone el gobierno de Trump contempla un recorte de impuestos para personas físicas, hipotecas y cuidado de hijos, así como gravámenes corporativos.
Esther Herrara
eherrera@elfinanciero.com.mx
09 mayo 2017 15:6 Última actualización 09 mayo 2017 18:0
EXPECTATIVA. Especialistas consideran que Congreso de EU no aprobará propuesta fiscal. (Especial)

EXPECTATIVA. Especialistas consideran que Congreso de EU no aprobará propuesta fiscal. (Especial)

Si el Congreso de Estados Unidos aprueba el plan fiscal que propondrá la administración de Donald Trump, obligaría a México a implementar una reforma tributaria profunda para estar más o menos en iguales condiciones, señalaron expertos financieros.

El plan fiscal que propone el gobierno de Estados Unidos en el que contempla un recorte de impuestos para personas físicas, hipotecas y cuidado de hijos, así como gravámenes corporativos, no avanzará en el Congreso de ese país, indicaron economistas.

Los congresistas estadounidenses harían modificaciones por lo que los objetivos de dicho plan quedaría reducido en un 50 por ciento a la propuesta original que envío Trump.

Sin embargo, apuntaron que de aprobarse, obligaría a México a realizar una reforma fiscal a profundidad a fin de emparejar el sistema fiscal al de su vecino del norte.

Alejandro Ibarra Yunez, profesor titular de economía y política pública del EGADE Business School, Tecnológico de Monterrey, dijo que cualquier cambio que realice en materia fiscal Estados Unidos, en México lo tendrá que internalizar la hacienda mexicana.

Estimó que la tasa para los corporativos está en un 35 por ciento y la propuesta de Trump es bajarlo al 15 por ciento, pero en la práctica la estimación es que quede entre 20 o 25 por ciento.

Para Amado Garza, director general de VGA Smart Development, las implicaciones que tendrá la propuesta fiscal de Estados Unidos en nuestro país no se han cuantificado, ni pensado en una reforma fiscal obligada si no se quiere ver mermados los flujos de capital e inversión.

“Tendrían que ser medidas espejo. El problema es que en México no tenemos el espacio para una política fiscal tan agresiva y de corto plazo”, indicó.