Nuevo modelo de Comercio internacional: Peligro Inminente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuevo modelo de Comercio internacional: Peligro Inminente

COMPARTIR

···

Nuevo modelo de Comercio internacional: Peligro Inminente

La nación y las instituciones de Norteamérica son más éticas y más fuertes que un grupo de individuos, es la respuesta de los legisladores estadounidenses.

Opinión MTY Desde Texas Javier Amieva
11/06/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Javier AmievaFuente: Cortesía

Las normas legales y éticas del comercio internacional entre los países del hemisferio occidental operaron bien y han sido modelos para acuerdos internacionales post-guerra, desde el GATT y a partir del 1994 con el NAFTA, se han procurado esquemas de conducta.

La única razón de los tratados y acuerdos de comercio internacional es cuidar la relación de intercambio de bienes y servicios, lograr el balance entre dos o más países para su economía interna y las fuerzas de producción para mejorar, ésta y la vida de los gobernantes, y como consecuencia y obligación también el estado tiene que conciliar los intereses del consumidor ante las billonarias operaciones de las balanzas comerciales.

El Irrumpir, desajustando todos los esquemas económicos, para castigar a países que ejercen prácticas de dumping no es una solución aceptable y pone en peligro la seguridad económica mundial.

La administración Trump, decidió imponer, en un arranque proteccionista -más que bajo un plan económico analizado y meditado- tarifas de importación que podrían cambiar los flujos del comercio internacional y con ello crear descontento social a consumidores, cuando esto suceda, si sucede, vendrán más medidas proteccionistas, aislacionistas y unilaterales en materia migratoria, de reglamentaciones, quizás a un grado extremo de impuestos y castigos económicos a remesas y transacciones bancarias internacionales e impuestos a la exportación estadounidense.

Creo que es poco probable que estos aranceles ya impuestos logren los objetivos previstos de presionar a los socios comerciales sospechosos de crear distorsiones del mercado a causa de subsidios y dumping. En cambio, si podría aumentar la incertidumbre sobre la coherencia de la estrategia comercial de Estados Unidos (EU) y antagonizar a sus socios comerciales, ya hay posiciones al respecto de los G7-, la coalición mundial de las economías más robustas.

Como mínimo, estas tarifas si afectarán a las empresas, industrias, regiones y estados que dependen de las importaciones de acero y aluminio, que en este momento todavía es un segmento relativamente pequeño del comercio de EU; sin embargo, si los socios comerciales responden con sus propios aranceles de represalia, en un conjunto más amplio de industrias de exportación –en EU, la contaminación a la última crisis comercial iniciada por Trump se extenderá, como han sugerido columnistas de esta casa editoria y como lo predicen los economistas del mundo.

En un forma menos técnica de analizar la situación, peo dijéramos más familiar y holística, podríamos decir que el mundo del comercio se encuentra bajo la presión de muchas fuerzas, que habían venido operando en forma armónica y conciliadora de intereses; es más el tarifario aduanero estadounidense fue denominado oficialmente como El Código Oficial Armonizado de EU y bajo ese imperio de la ley ha operado por casi 25 años rigiendo los destinos del mundo, especialmente el hemisferio occidental y por supuesto al TLC/NAFTA.

Es mi opinión que los miembros de la comunidad económica mundial se encuentran ante un esquema con múltiples personalidades, existen dos principales: una con contenidos de artificial orgullo, intolerancia y arranques sadisticos continuos; la otra es la deslumbrante economía derivada de transacciones exitosas determinada a dictar la conducta económica del mundo, irrumpiendo el esquema armónico bajo el que se rige la sociedad, con la finalidad de acrecentar su riqueza y aislándose como una forma egoísta y onanista de ver el mundo, contra esto es lo que hoy se enfrenta la economía mundial.

Los legisladores estadounidenses nunca se habían enfrentado ante lo que el Washington Post ha denominado “Abuso del Poder sin límites”, el diario describe la conducta de la Casa Blanca como una vida rutinaria donde “Los cargos – de conducta de abuso-, varían ampliamente, desde relativamente triviales privilegios hasta infracciones completamente sin precedentes de leyes y normas éticas que han regido la vida de este país”

¿Acaso son fake news? ¿Ha permeado esto contaminando el comercio internacional?

La nación y las instituciones de Norteamérica son más éticas y más fuertes que un grupo de individuos, es la respuesta de los legisladores estadounidenses y yo así firmemente lo creo, pero mientras tanto las estrategias internacionales deberán de ser muy cuidadosas.

¿Usted qué me dice amigo lector?

El autor es analista político en Texas y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos. Opine usted:

javier.amieva@hispanicinternational.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.