Monterrey

Nuevo León, estancado en materia de seguridad

Existen señales de alerta que se tienen que atender para evitar caer en crisis.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
01 agosto 2017 11:21 Última actualización 01 agosto 2017 11:21
Policia slp

Policía.

La inseguridad en Nuevo León vuelve a prender los focos de alerta y aun cuando los delitos de alto impacto registran niveles de un 40 por ciento por debajo al “pico” que se tuvo en el 2011 durante la peor crisis que vivió el estado, en este momento existen factores que pueden incidir a una crisis de inseguridad.

Jesús Cantú Escalante, catedrático e investigador de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey, consideró que Nuevo León está estancado en el tema de seguridad, sin encontrar todavía mecanismos que sientan las bases para una estructura policial y penal que pueda enfrentar hechos delictivos y que éstos no queden impunes.

“La autoridad ha abandonado la estructura de Fuerza Civil que constituyó un avance durante el periodo crítico que se vivió y seguimos sin tener una policía eficaz”, indicó en catedrático.

El riesgo está latente de que puede llegar al mismo nivel del 2010 o 2011. “lo de hoy es una señal de alarma muy clara, hay que escucharla y atenderla no solamente dejarla pasar”, añadió el especialista.

Sostuvo que si bien se está viendo básicamente lo mismo que en el 2010 sólo que con actores diferentes. En el 2011 el actor principal era el enfrentamiento entre los zetas y el cártel del Golfo, ciertamente hoy los zetas están muy venidos a menos; pero es evidente que hoy hay nuevos grupos delictivos.

“Estamos otra vez viviendo este enfrentamiento entre distintos grupos que están tratando de ocupar la plaza. Monterrey, una plaza interesante por lo que implica en términos de consumo y como una vía de tránsito hacia los Estados Unidos”, subrayó Cantú Escalante.

Sobre los aspectos que el gobierno estatal ha dejado, Cantú Escalante destacó que la creación de Fuerza Civil, en su momento fue una respuesta al combate a la inseguridad que logró disminuir los índices de criminalidad en Nuevo León. Sin embargo, hoy se ha dejado un poco de lado.

Se suspendieron todos los programas de capacitación que tenían con todos los elementos de Fuerza Civil, se abandonó también lo estricto en los procesos de selección y de capacitación de los policías.

“Actualmente, hasta donde sé ha habido una alta rotación de policías, hay muchos de los elementos que iniciaron con la corporación que han salido, lo que indica un descuido de esta acción que en su momento fue muy valiosa”, señaló.

E incluso en términos de presupuesto se ha abandonado, aseguró el catedrático.

La criminalidad, dijo se combate con acciones integrales y en diferentes frentes.

“No se puede mantener un combate contra la criminalidad únicamente por la vía de la acción policiaca. Lo que se tiene que atender son las causas estructurales que están detrás de esto”.