Monterrey

Nuevo León con finanzas favorables y margen de maniobra: Gómez Acosta

Si bien la deuda directa de Nuevo León llegó a los 36 mil millones de pesos, su crecimiento es menor a lo esperado, gracias a que su administración se sustenta en una reestructuración que le da un manejo favorable, con un mejor margen de maniobra, dijo Rodolfo Gómez Acosta, Tesorero de la entidad.
Daniel Anguiano
25 febrero 2015 21:35 Última actualización 26 febrero 2015 5:0
Rodolfo Gómez Acosta. (El Financiero)

Rodolfo Gómez Acosta. (El Financiero)

MONTERREY.- La deuda directa de Nuevo León se acercó a los 36 mil millones de pesos, lo que representa un crecimiento de poco más de 6.6 por ciento contra el 2013, pero para Rodolfo Gómez Acosta, Tesorero de Nuevo León, este incremento tiene respaldo en el mismo proceso de reestructuración que viven las finanzas del estado.

“Recordemos que derivado del proceso pasado de reestructuración que llevamos a cabo, adoptamos en un plan multianual de ajuste, un límite reducido que año con año nos autoriza el Congreso, que anteriormente era del 4 por ciento y ahora es del 2 por ciento”, dice Gómez Acosta.

En entrevista con El Financiero el tesorero estatal indica que este financiamiento también es destinado al impulso de obras de infraestructura, a la educación, a seguridad y a otros rubros de tipo social.

“Una parte del incremento que se tiene en la deuda directa, tiene que ver con el dos por ciento del límite reducido razonable de endeudamiento que va año con año con la aprobación del Congreso, entonces eso explica una parte, otro segmento de esta deuda corresponde a créditos de corto plazo”, señala.

Comentó que el diagnóstico de las finanzas del estado es favorable, dado que ahora cuenta con un plan multianual de ajuste que genera certidumbre, además que se han revertido tendencias hasta recobrar el balance operativo y fiscal.

“Tenemos una condición de mejor control sobre nuestro endeudamiento, tenemos un deuda directa en estos 36 mil millones que realmente es muy manejable, tenemos buenas calificaciones de riesgo por parte de las firmas especializadas, y de alguna manera hemos revertido tendencias, y esto hace algún tiempo se antojaba difícil”, dijo.

Respecto al costo de la deuda, Gómez Acosta comentó que disminuyó a niveles que han ampliado el margen de maniobra y han liberado flujo.
“Se nos permitió un ahorro proyectado de poco más de 4 mil millones de pesos en un escenario de tres años, entonces, realmente creo que ha sido un elemento muy importante para el estado, y para estar, obviamente mucho mejor en nuestra condición”