Monterrey

NL no necesita tequila, sino más seguridad: PRI

Dipitados exigen al Gobernador poner más atención a la seguridad para evitar que esta escalada de violencia se convierta en una crisis.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx

DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
19 abril 2016 7:59 Última actualización 19 abril 2016 8:19
Marco Antonio González y Samuel García

MARCO ANTONIO GONZÁLEZ. Líder           SAMUEL GARCÍA. Coordinador de la           de los Diputados del PRI en el Congreso      bancada de Movimiento Ciudadano en el     local.                                                                Congreso local

El Gobernador Jaime Rodríguez Calderón debe enfocarse de una vez por todas en concretar una verdadera estrategia de seguridad, en vez de promocionar su nueva marca de tequila y su imagen fuera del estado, señaló Marco Antonio González, líder de los Diputados del PRI en el Congreso local.

“Menos tequila y menos viajes fuera del estado y más seguridad efectiva e integral. Eso quiere ver la sociedad en su gobernador”, indicó el diputado priista.

Esto lo señaló luego de que el domingo pasado ejecutaron a nueve personas en el municipio de Apodaca.

“Nuevo León no necesita un candidato, necesita un gobernador. Y un gobernador de trabajo y resultados, no un promotor de su tequila y de su imagen personal”, recalcó González.

El coordinador tricolor señaló que la violencia se va agudizando, ya que tan solo en el primer trimestre se suscitaron 176 homicidios en Nuevo León.

Dijo que esto refleja una pasividad del gobierno a los delincuentes, quienes ven a un mandatario enfocado en promocionar su imagen, en vez de combatir la inseguridad.

Agregó que a pesar de que los municipios tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad de sus habitantes, es el Gobierno del Estado el que debe organizar, planear y ejecutar la estrategia para combatir la delincuencia.

“Vemos con mucha preocupación que el gobernador está más enfocado en promocionar su tequila en otros lugares y atendiendo a empresarios de otros estados, en vez de planear una estrategia de seguridad integral que garantice a la ciudadanía su tranquilidad”.

Según datos de la Procuraduría de Justicia del Estado, en el primer trimestre se cometieron 176 homicidios y si se agregan los del mes de abril, que suman un poco más de una veintena de muertos, esto ya es muy alarmante, consideró González.

“El gobierno estatal declaró que sí tenía una estrategia de seguridad, pero ya vimos que no está funcionando, donde no se puede responsabilizar a los municipios totalmente, ya que el Estado es quien debe implementar el plan integral y coordinar a las municipalidades”.

Lamentó que los hechos sangrientos ocurridos en Apodaca y Guadalupe donde murieron 11 personas, trastoquen la tranquilidad de la ciudadanía que vive con el temor de que ni en fraccionamientos “blindados” puedan estar seguros.

González recomendó que en vez de intentar posicionar un producto propio, el mandatario estatal debe enfocarse en apoyar a las Pymes locales así como mejorar la imagen del Estado, deteriorada por el caso KIA.

“La imagen del Estado ante las inversiones extranjeras quedó muy dañada por el caso KIA, lo que provocó que empresas internacionales desistan venir a la entidad, eso sin mencionar que las pequeñas y medianas empresas prácticamente están olvidadas por parte del gobierno estatal”, indicó.

MOVIMIENTO CIUDADANO
Los actos violentos de los últimos días, en específico los del pasado fin de semana, deben ser una señal para encender focos rojos en el Gobierno del Estado y tomar las medidas necesarias para prevenir estos hechos, comentó Samuel García, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en el Congreso local.

“Son una alarma porque están brotando cada vez más seguido (estos hechos) y sobre todo de violencia tan sangrienta (el pasado fin de semana fueron encontrados los cuerpos de nueve personas degolladas en Apodaca)”, indicó.

El legislador dijo que no debe minimizarse el hecho porque las personas fallecidas presuntamente estaban vinculadas al crimen organizado.

“Y el que hayan estado o no consumiendo es totalmente circunstancial a lo que realmente nos importa, que es el tema de seguridad. Hemos sido muy claros en que debe haber una coordinación entre municipio, estado, policía federal, inteligencia federal y las fuerzas armadas”, indicó.

Asimismo, señaló que hace meses llegaron 3 mil efectivos federales para reforzar la seguridad en la entidad, sin embargo, es ahora cuándo se demanda saber dónde están y qué hacen.

Por otro lado, dijo que la coordinación entre fuerzas del orden de distintos niveles de gobierno de la administración anterior debió mantenerse, algo que no se logró en la transición.

Opinó que estos hechos violentos aún no tienen un impacto político en el Ejecutivo estatal, debido a que todavía no se puede hablar de una crisis.