Monterrey

NL, entre destinos de los mexicanos repatriados por EU

El gobierno estatal cuenta con un programa de albergue para atender a paisanos.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
17 febrero 2017 7:52 Última actualización 17 febrero 2017 7:53
(Cuartoscuro)

(Cuartoscuro)

Nuevo León sería el destino de aquellos mexicanos que no lograron cruzar la frontera con Estados Unidos o de los que como consecuencia de las nuevas políticas migratorias de aquel país fueron repatriados.

En días pasados, el delegado del Instituto Nacional de Migración, Luis Gerardo Islas, manifestó a medios de comunicación que la entidad es atractiva para aquellos que buscan mejores condiciones laborales, debido al desarrollo económico e industrial del estado.

Mientras que en Tijuana, las maquiladoras empezaron un plan de contratación de mexicanos que fueron regresados de Estados Unidos, y la industria contempla la creación de al menos 12 mil empleos.

Este sector de Tijuana cuenta con un programa piloto para emplear a las personas que sean repatriadas, mismo que comenzó desde diciembre pasado.

Víctor Zúñiga, investigador del Tecnológico de Monterrey, opinó que los estados del norte de México podrían enfrentar crisis humanitarias, de concretarse deportaciones masivas de mexicanos.

“Hay que ver en el repatriado, en el migrante a una persona con suficiente experiencia y capacidad para aportar a la vida productiva del país. Por ello los gobiernos deben en este momento desarrollar estrategias para incorporar a estas personas a la economía”, comentó en una entrevista anterior.

En Nuevo León el gobierno estatal cuenta con un programa de albergue para personas que fueron regresadas de EU.

Manuel González, secretario de Gobierno, señaló que aunque todavía no han tenido llegada de repatriados, el estado trabaja en la instalación de los albergues, los cuales muy probablemente se ubiquen en Apodaca y Monterrey. Sin embargo, no mencionó acerca de si se cuenta con un plan para emplear a estas personas.

Por su parte, Benjamin Patrick Bruce, investigador del Colegio de la Frontera Norte, comentó que para la política migratoria norteamericana, la condición de migrante es criminalizada, lo cual no significa que los repatriados sean precisamente criminales.

“Es más el discurso que se utiliza en este momento para decir que el presidente va a deportar a los criminales, cuando tienen una política en la que existen muchas manera de deportar a los indocumentados. Entonces no sé en qué va consistir su política y que sea diferente a lo que ya se hace”.

“Porque desde hace no sé cuántos años, Estados Unidos siempre deporta a los que tienen antecedentes criminales y lo hace rápidamente. El problema es que para mucha gente, su crimen es su estatus migratorio, porque eso fue criminalizado desde Bush”, explicó.

Chihuahua, sin capacidad para repatriados
El estado de Chihuahua se declaró con la solvencia innecesaria para recibir a los miles de repatriados mexicanos que se esperan llegue a la entidad como consecuencia de la política migratoria de Estados Unidos.

El secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana Silveyra, dijo que en menos de tres años, se contará por lo menos, con 150 mil habitantes nuevos en el territorio estatal, situación que pondrá en conflicto las acciones para la generación de empleo en Chihuahua.