Monterrey

NL, en la antesala de inseguridad del 2010

Exige la IP que las autoridades de los tres niveles de gobierno reconozcan situación.
Juan Antonio Lara
jlara@elfinanciero.com.mx
15 noviembre 2017 7:58 Última actualización 15 noviembre 2017 7:58
Muestra.  Los dirigentes de los organismos empresariales y cívicos de NL emitieron la señal de alerta.

Muestra. Los dirigentes de los organismos empresariales y cívicos de NL emitieron la señal de alerta.

Nuevo León está en la antesala de los niveles de inseguridad que tenía entre el 2010 y 2013, advirtió la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León (Caintra).

Guillermo Dillon Montaña, director general del organismo, dijo que si las autoridades no mejoran este clima de inseguridad, muchas empresas que planean invertir en el estado podrían irse a otros lugares.

“Me parece que no estamos en las condiciones del 2011, 2012 y 2013, que eran verdaderamente de altísimo riesgo, pero estamos otra vez en la antesala”, opinó.

Dijo que en igualdad de circunstancias en competitividad, si un estado ofrece mejores condiciones en seguridad que Nuevo León, se llevaría las nuevas inversiones.

“El sentimiento es que estamos otra vez en una antesala de volver a seguir cayendo en los indicadores y que empiecen a distraernos y ocuparnos en cuidar mi entorno físico y de mi gente por la inseguridad”.

Comentó que cada minuto que una autoridad se distrae con otros temas que no sean los de la seguridad, afecta a este renglón, y cada minuto que un empresario se distrae en temas de inseguridad, afecta a su negocio.

“En lugar de estar viendo cómo crecer, cómo invertir, cómo ser más eficiente y cómo competir, está cuidándose de los incidentes delictivos que pudieran tener sus trabajadores y esto se convierte en un ambiente improductivo”.

En cuanto a la inversión extranjera, Dillon dijo que responde a otros procesos.

“Eventualmente, el tema de inseguridad en el check list que hacen las empresas para irse a otro país, sin duda un renglón importante es la seguridad. Me parece que todavía no es un tema que detracte a una inversión, pero otra vez estamos en la antesala”.

Ya empieza a reactivarse una tensión que ya se había despresurizado en el cierre de la administración anterior, dijo.

Federico Pozas, presidente de la Coparmex Nuevo León, apuntó que los ciudadanos no perciben mejora alguna en el compromiso de los alcaldes, el Gobernador y el Presidente de la República para combatir y acabar con la inseguridad.

“En general, sólo dos de cada 10 ciudadanos perciben a su alcalde comprometido en resolver el problema de seguridad, prácticamente sin cambio desde septiembre de 2016”.

Respecto al compromiso del Gobernador, sólo el 16.2 por ciento de los ciudadanos lo considera comprometido en esta materia, contra el 25.9 por ciento de abril de 2016.

Los presidentes y directores de los organismos empresariales señalaron que según los resultados del más reciente Pulso Metropolitano de Seguridad, los ciudadanos comienzan a percibir la inseguridad como una situación cotidiana en sus vidas, lo que implica riesgo para sus actividades.