Monterrey

NL destaca entre los estados con mayor alza del PIB

De acuerdo con las estimaciones de la empresa consultora ARegional, Nuevo León se encuentra en el top ten de las entidades que tendrá un mayor crecimiento del Producto Interno Bruto Estatal durante este año, con un alza de 3.9 por ciento.
Sonia Coronado
04 junio 2015 19:11 Última actualización 04 junio 2015 19:11
Monterrey

Nuevo León figura en el Top Ten de las entidades con mayor crecimiento del PIB. (Bloomberg)

MONTERREY.- Nuevo León se encuentra en el top ten de las entidades que tendrá un mayor crecimiento del Producto Interno Bruto Estatal durante este año, con un alza de 3.9 por ciento, lo que la posiciona en el séptimo lugar, según las estimaciones hechas por la empresa consultora ARegional.

El estudio señala que la actividad secundaria que se desarrolla en la entidad presentaría un alza del 4.2 por ciento, mientras que las terciarias serán de 3.7 por ciento y la primaria un decremento de 2.2 por ciento.

De acuerdo con información de ProMéxico, con datos del INEGI, las actividades terciarias, es decir, el comercio, transporte, servicios inmobiliarios, entre otras, fueron las que más recursos captaron en la entidad durante 2013, con 680 mil 962 millones de pesos.

Las secundarias, es decir, la minería, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, agua y gas; la construcción y la industria manufactura, lograron un total de 415 mil 592 millones de pesos del PIB durante 2013; mientras que las actividades primarias como la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, caza y pesca contribuyeron con seis mil 989 millones de pesos.

Al cierre de 2013 el Producto Interno Bruto del estado fue de un billón 103 mil 534 millones de pesos, con lo que aportó el 7.1 por ciento del PIB nacional.

El 62 por ciento del PIB total estatal son aportaciones que realiza la actividad terciaria, el 38 por ciento la secundaria y el uno por ciento la primaria.

Nuevo León, señala ARegional, sólo es superado en dicho ranking por Aguascalientes (8 por ciento) Querétaro (6 por ciento), Chihuahua (5 por ciento), Michoacán (4.7 por ciento), Zacatecas (4.6 por ciento) y Guanajuato (4.2 por ciento).

Menciona que los repuntes serán apoyados por la estabilidad en el crecimiento del consumo y de la demanda en Estados Unidos, el dinamismo de la IED y el de la industria manufacturera.

En general, ARegional ubica al PIB Nacional con un alza de 2.7 por ciento “en relación a 2014 en un escenario optimista y 2.2 por ciento en un escenario pesimista”.

La empresa adelantó que para el 2016 y 2017 la expectativa de crecimiento del PIB estatal crezca a tasas de 2.9 y 3.4 por ciento, respectivamente.

El martes, especialistas del sector privado, según anunció el Banco de México, redujeron de 2.80 a 2.66 por ciento anual, la expectativa de crecimiento del PIB nacional para 2015, mientras que la inflación fue ajustada de 3.07 por ciento en abril a 2.96 en mayo.

Los factores que incidirían en el crecimiento que plantea ARegional son, la estabilidad en el consumo y demanda norteamericana, el dinamismo de la Inversión Extranjera Directa (IED) dirigida a la fabricación de equipo de transporte, industria metálica básica, química y alimentaria.

También, señala como un factor que incidiría en dicho crecimiento nacional, el dinamismo de la industria manufacturera, pues se prevé que las exportaciones crezcan a una tasa de 6.5 por ciento; la mejora de la confianza del consumidor y “el impulso a las actividades relacionadas con el alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas”.

En el análisis, la empresa consultora menciona que el dinamismo económico será afectado por factores que incidirían en que el crecimiento del PIB estatal sea menor del tres por ciento.

Estos factores son la reducción del gasto federal que impacta la inversión en infraestructura física, el lento dinamismo de la construcción debido a una menor demanda de vivienda nueva; la caída de la producción de petróleo, una pérdida de confianza del productor y afectaciones al sector agropecuario derivado de factores climatológicos.