Modernización del sistema aduanero y el convenio de Kyoto
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Modernización del sistema aduanero y el convenio de Kyoto

COMPARTIR

···

Modernización del sistema aduanero y el convenio de Kyoto

Nació como un instrumento internacional tendiente a disminuir las divergencias existentes entre los regímenes aduaneros de los distintos países, que pudieren obstaculizar el comercio internacional.

Opinión MTY Espacio IMMEX Pedro Trejo Vargas
07/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block

Como asesor de index Nuevo León, es imprtante que recordemos que el pasado 21 de agosto del 2018 se publicó en el Diario Oficial (DOF) el Decreto por el que se aprueba el Protocolo de Enmienda del Convenio Internacional sobre la Simplificación y Armonización de los Regímenes Aduaneros, conocido como la Versión Revisada del Convenio de Kyoto de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), hecho en Bruselas el 26 de junio de 1999.

Su antecedente, el Convenio internacional para la simplificación y armonización de los regímenes aduaneros o Convenio de Kyoto, adoptado el 18 de mayo de 1973 entró en vigor el 25 de septiembre de 1974. No obstante que México nunca se adhirió a este Convenio de Kyoto, sirvió de base para redactar la Ley que entró en vigor el 1o. de julio de 1982 y que abrogó el Código Aduanero de 1951, así como a la Ley Aduanera vigente.

Este Convenio nació como un instrumento internacional tendiente a disminuir las divergencias existentes entre los regímenes aduaneros de los distintos países, que pudieren obstaculizar el comercio internacional. En tal sentido, las normas contenidas en dicho Convenio fueron orientadas a alcanzar un alto grado de simplificación y armonización de los regímenes aduaneros a nivel mundial, de tal forma que desde su entrada en vigor jugó un papel fundamental en la facilitación de los procedimientos aduaneros y del crecimiento del comercio internacional, así como del desarrollo económico de los países, bajo la premisa de que las aduanas y los procesos aduaneros no deben ser utilizados como barreras al comercio internacional.

Es importante que las empresas IMMEX recuerden que la implementación del Convenio de Kyoto se convierte en una herramienta para asistir el desarrollo de los procedimientos de la Aduana Mexicana, mediante el establecimiento de principios y conceptos modernos. Éstos incluyen el reconocimiento de zonas francas, la aplicación de modernas tecnologías y el paperless, la desaparición de monopolios, el despacho anticipado, la implementación de filosofías nuevas y el compromiso de proveer transparencia y seguridad de los procedimientos aduaneros.

Bajo la influencia del Convenio de Kyoto, el Gobierno Federal se vio forzado a modernizar la legislación aduanera “Kyotizandola”, con el propósito de hacerla más competitivas así como a las aduanas del país, inclusive con acciones y propuestas legislativas que han dado lugar a numerosas reformas a la Ley Aduanera vigente publicada el 15 de diciembre de 1995, misma que al 2018 ha sufrido 14 reformas, siendo las modificaciones con contenido de fondo más recientes, las publicadas el 9 de diciembre de 2013 y el 25 de junio de 2018; precediéndole a éstas la reforma publicada el 27 de enero del 2012 mediante la cual se incorporó el principio de inmediatez en materia aduanera y de esta manera adecuarlo a la jurisprudencia del Poder Judicial de la Federación.

El Convenio Revisado de Kyoto ―el cual se encuentra por encima de la Ley Aduanera―, representa una gran oportunidad para consolidar los avances de modernización registrados, así como para eliminar los rezagos pendientes en materia de monopolios aduaneros.

Opine usted: servicios@indexnuevoleon.org.mx

El autor es Asesor de INDEX Nuevo León. Experto y Consultor en Comercio Exterior, Aduanas, Empresas IMMEX (Fiscal) y en Defensa Fiscal y Aduanera. Socio Director de Consultoría y Servicios ENCOR.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.