Monterrey

Midiendo la rentabilidad en inversiones

OPINIÓN. Si el negocio genera ganancias, la TIR será positiva; de otra manera, ni lo considere.
COLUMNISTA
INVITADO

CARLOS
ROUSSEAU
14 abril 2016 9:27 Última actualización 14 abril 2016 9:31
Carlos Rousseau

Carlos Rousseau

“Una inversión en conocimiento paga el mejor interés.” – Benjamín Franklin.

Muchos inversionistas consideran el rendimiento directo -o el cuánto invertí y cuánto obtuve- como medida para evaluar si realizan una inversión; pero, veamos por qué se equivocan.

Para bien o para mal, la medida preferida por expertos para conocer la rentabilidad de un proyecto o de un portafolio de inversiones es la tasa interna de retorno (TIR).

Un gran número de inversionistas se cuestionan constantemente sobre sus retornos y hablan mucho de cómo medir sus inversiones; por lo que, es necesario establecer un lenguaje común que nos sirva de guía para efectuar comparativas lógicas entre las alternativas de inversión.

Una de las razones, que soportan a la TIR como una medida ampliamente aceptada entre fondos y expertos del tema, es que toma en consideración el tiempo en que los flujos se reciben y se distribuyen para determinado proyecto de inversión o inclusive portafolio. Además es una fórmula relativamente fácil de obtener en un programa como Microsoft Excel.

En el caso de los fondos de capital privado -que llaman al capital de los socios en ciertos periodos cuando lo requieren y lo distribuyen de forma aleatoria- el factor del tiempo se vuelve un elemento importante. En teoría, si el dinero no se va a poner a trabajar, no sería llamado. Y al momento de generar ganancias, el socio general (GP) regresa el capital y las ganancias a los socios limitados (LP). De tal forma, la TIR toma esto en consideración, ya que es una medida que toma en cuanta tanto el dinero como el factor tiempo.

La TIR siempre ha sido uno de los indicadores más relevantes que consideramos al momento de crear un proyecto en Orange y en nuestro fondo de capital privado; vehículo con el que unimos nuestro conocimiento financiero con plataformas de inversión inmobiliaria para generar excelentes retornos.

No olvide, si el negocio genera ganancias, la TIR será positiva; de otra manera, ni lo considere.

* El autor es socio fundador y CEO de Orange Investments; además de ser el autor de “Desarrollo Imobiliario: Integrando las Piezas” el primer libro digital de Desarrollo Inmobiliario.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.