Mejora perspectiva mundial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mejora perspectiva mundial

COMPARTIR

···

Mejora perspectiva mundial

En las economías emergentes, el crecimiento se mantendrá cercano al nivel de 2018 y 2019.

Opinión MTY UANL Cesáreo Gámez
04/05/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Cesáreo Gámez Fuente: Cortesía

El crecimiento de la economía mundial se ubicará en 3.9 por ciento durante este año y el próximo, respaldado por un fuerte ímpetu, optimismo en los mercados, condiciones financieras favorables y las repercusiones nacionales e internacionales de la política fiscal expansiva lanzada por Estados Unidos.

Lo anterior fue señalado en la última actualización del World Economic Outlook (WEO), dado a conocer recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El reporte del FMI indica que el crecimiento mundial se afianzó en 2017, con un repunte notable del comercio internacional. El motor de este repunte fue la recuperación de la inversión en las economías avanzadas, el crecimiento en las economías emergentes de Asia, un repunte de las economías emergentes de Europa e indicios de recuperación en varios países exportadores de materias primas.

En las economías emergentes, el crecimiento se mantendrá cercano al nivel de 2018 y 2019, ya que la recuperación de los exportadores de materias primas y el aumento proyectado del crecimiento de India compensarán en cierta medida la desaceleración gradual de China y el regreso de las economías emergentes de Europa a una tasa de crecimiento tendencial más baja.

Aunque las cifras agregadas del pronóstico son sólidas, y los mercados optimistas, el ímpetu actual no está garantizado. Existen riesgos al alza y a la baja equilibrados durante los próximos trimestres, pero posteriormente se inclinan a la baja.

Entre los riesgos a la baja, los analistas del FMI prevén una acumulación de vulnerabilidades financieras podría dar lugar a un deterioro de las condiciones financieras internacionales, asestando un golpe a la confianza y el crecimiento.

Entre otros riesgos, cabe mencionar un giro hacia políticas aislacionistas que perjudiquen el comercio internacional y un recrudecimiento de las contiendas y las tensiones geopolíticas. En varios países, entre otros México, se presentan elecciones presidenciales en los próximos meses, lo que incrementa la incertidumbre asociada a estos procesos.

Para América Latina, los analistas del FMI pronostican un crecimiento de 1.7 por ciento en el 2018 y de 2.5 por ciento en 2019, impulsado por el comportamiento de Perú, Bolivia y Paraguay. El “patito feo” en las economías latinoamericanas lo constituye Venezuela, con tasas de crecimiento negativas y una inflación superior a 12 mil por ciento en el periodo de referencia.

En el caso de México, los analistas del FMI pronostican tasas de crecimiento de 2.3 y 3.0 por ciento durante 2018y 2019, respectivamente. Además estiman que la inflación registrará una importante disminución, para ubicarse en 3.1 por ciento durante 2019.

El reporte señala que en México, la aplicación de ciertos aspectos del programa de reformas avanza adecuadamente en los sectores energético, financiero y de telecomunicaciones.

Sin embargo, debería darse prioridad a iniciativas que eliminen las restricciones a la inversión e impulsen el crecimiento a mediano plazo, como son la aplicación de reformas judiciales para luchar contra la corrupción y fomentar el imperio de la ley, así como reformas del mercado de trabajo que ayuden a reducir la informalidad.

La mejoría en las perspectivas económicas mundiales representa buenas noticias para México, especialmente si tomamos en cuenta que actualmente estamos en un año electoral. Tradicionalmente se ha observado que en los años de elecciones la economía mexicana crece más que el promedio y, al parecer, el contexto mundial puede ser favorable en ese sentido.

Crece incertidumbre política

La incertidumbre política interna ocupa el primer lugar entre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica en México, en opinión de los analistas del sector privado.

Este factor fue señalado por el 24 por ciento de los analistas entrevistados en la más reciente Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, realizada por el Banco de México en la última semana de Abril de 2018, por encima de la política sobre el comercio exterior y la inseguridad pública.

Como resultado, el porcentaje de analistas privados que consideran que el clima de negocios en nuestro país empeorará durante los próximos seis meses pasó de 34 a 38 por ciento en la última encuesta.

El autor es economista dela UANL, con Doctorado en la Escuelade Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.