Monterrey

Medina es el “peor gobernador en la historia de NL”, afirma el PAN

Durante los posicionamientos de los partidos con motivo del Sexto Informe de Rodrigo Medina, el blanquiazul advirtió que revisarán con lupa sus cuentas públicas y que el órgano fiscalizador lo requerirá las veces que sea necesario para que dé explicaciones.
Juan Antonio Lara
24 septiembre 2015 16:3 Última actualización 24 septiembre 2015 16:16
El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, presentó su último informe ante el Congreso estatal

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, presentó su último informe ante el Congreso estatal. (Félix Vasquez)

MONTERREY.- El Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) afirmó que Rodrigo Medina de la Cruz será catalogado como el “peor y más corrupto gobernador en la historia de Nuevo León”.

Al hablar a nombre de la bancada de los legisladores panistas durante el Sexto Informe de Gobierno, celebrado en el Congreso local, el diputado Marcelo Martínez le advirtió también al mandatario que revisarán con lupa sus cuentas públicas.

"Esperemos que se quede a radicar por estas tierras, señor Gobernador, porque le aseguro que el órgano fiscalizador de esta soberanía lo requerirá no una sino varias veces, pues es mucho lo que tiene que explicar", indicó el legislador panista.

Uno por uno, los diputados de las diferentes bancadas que forman parte del Congreso fueron dando sus comentarios acerca de la administración de Medina.

"Señor gobernador, no tenga duda, la historia a partir del 5 de octubre, lo comenzará a catalogar como lo que es hasta el día de hoy: el peor y más corrupto Gobernador en la historia de nuestro Estado", aseveró el legislador panista.

Medina observó con cierto nerviosismo al diputado panista que dirigió su mensaje y que cuando quería remarcar algo volteaba a ver al mandatario.

Martínez comentó que el gobernador deja a un Nuevo León quebrado, con una deuda de más de 60 mil millones de pesos tan sólo en el gobierno central, más 21 mil millones de pesos de los órganos descentralizados "y lo que falta de destapar".

“Pero lo peor de todo esto son los ingresos futuros comprometidos para pagar el despilfarro y el mal manejo que hizo en su administración”.

El legislador panista comentó que los ciudadanos ya le cobraron la factura, pero esto no termina ahí.

"Ahora nos toca a nosotros revisar sus cuentas, tarea que le prometo, haremos con lupa y después, si fuera el caso, le corresponderá a las autoridades judiciales cobrar su factura también contra su persona y contra quien resulte responsable de la situación en que se encuentra Nuevo León”.

Pero no sólo el PAN criticó la administración de Medina.

La diputada independiente Karina Barrón criticó la pérdida en competitividad que ha tenido el estado, citando un estudio de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León, y en materia de justicia, dijo que la Procuraduría se utilizó políticamente y que sus funcionarios fueron negligentes y omisos en su tarea.

En su turno, Samuel García, coordinador de la bancada del Movimiento Ciudadano, afirmó que el gobierno de Rodrigo Medina fue el que terminó por dar el empujón a los ciudadanos para cambiar el rumbo del Estado.

“Nuevo León vivió un despertar ciudadano sin precedentes y este gobierno fue el que dio el empujón necesario para este cambio”.
Expresó que en seis años, la deuda se disparó y la calidad de vida se deterioró.

“Para nada estamos satisfechos los nuevoleoneses. Tenemos la deuda per cápita más alta del país, después del Distrito Federal”, agregó García.

También mencionó que el gobernador alardea la inversión extranjera que ha llegado a Nuevo León, pero no habla de lo que le cuesta al estado el haber traído a la armadora coreana Kia, cuyos apoyos superan los 4 mil millones de pesos.

“¿Dónde está el apoyo a los empresarios locales? Los tenemos abandonados”, subrayó.

Al dirigirse a los legisladores, Medina defendió su administración y habló de los logros en materia de inversión extranjera y desarrollo de la ciencia y la tecnología, entre otros.

Y mientras el gobernador daba su discurso, abajo, los diputados panistas levantaban cartelones con frases como “le sacaste a la participación ciudadana", "agandallaste a los municipios" y "no diste la vida por NL", entre otras.

Incluso, en el presídium, la diputada panista Leticia Benvenutti Villarreal se paró detrás del gobernador con una pancarta que decía: "no pasarán las cuentas mochas", aunque, a petición del presidente del Congreso, Daniel Carrillo, tuvo que sentarse.

Carrillo prometió un análisis a fondo del sexto año de la Administración de Rodrigo Medina.

"Estamos frente a un proceso innegable de descrédito en el sector público y esto es en buena medida por nuestros actos de los últimos años”, indicó.

"Señor Gobernador, será el mismo pueblo y sus representantes quienes juzguen la trascendencia de sus actos y omisiones", aseguró Carrillo.

Marco González, coordinador de la bancada del PRI, ofreció aliarse con los ciudadanos en la revisión de las cuentas públicas.

Luego de defender el gobierno de Medina, el diputado priista dijo que actuarán con apego a la ley y transparencia en la revisión de las cuentas públicas.