Monterrey

Magro crecimiento del Norte del país

OPINIÓN. Según fuentes empresariales del Reporte sobre las Economías Regionales el nivel de inseguridad que prevalece en algunas áreas de la región continuará limitando las actividades económicas en general y las relacionadas con el turismo.
OPINIÓN ACADÉMICA UANL
Cesáreo Gámez
23 junio 2017 9:58 Última actualización 23 junio 2017 10:20
Cesareo Gamez

Cesareo Gamez

Durante el primer trimestre de este año, la economía de la región Norte de México creció a una tasa de 0.48 por ciento, según el Reporte sobre las Economías Regionales correspondiente al periodo enero-marzo de 2017.

El crecimiento de la región Norte fue el tercero entre las diferentes regiones del país, detrás de la región Centro Norte, que registró una tasa de 0.98 por ciento y la región Centro, con un crecimiento de 0.87 por ciento en el lapso referido.

La región menos dinámica en el primer trimestre de 2017 fue el Sur, que registró una tasa negativa de -0.99 puntos porcentuales.

En la clasificación del Banco de México, la región Norte incluye Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; la región Centro Norte considera Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas.

La región Centro la integran la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala, mientras que el Sur está formado por Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Dentro de la región Norte, los sectores más dinámicos fueron el agropecuario, con un crecimiento de 4.4 por ciento, la construcción, con 2.18 por ciento y la minería, con una tasa de 1.28 puntos porcentuales.

Las manufacturas se incrementaron 0.68 por ciento en el periodo. En cambio, el sector comercio registró una tasa negativa de -3.2 por ciento y el sector turístico se redujo en -1.6 puntos porcentuales entre enero y marzo de 2017.

El Reporte incluye también la opinión de empresarios sobre la evolución y las perspectivas de las economías de las diferentes regiones. De acuerdo con la opinión de directivos en la región Norte, la evolución favorable de las manufacturas estuvo asociada, a una reactivación en la fabricación de productos derivados del petróleo. Adicionalmente, las fuentes destacaron el dinamismo en la demanda por componentes electrónicos en la industria automotriz, así como de acero para la construcción de gasoductos.

En el caso del comercio, las fuentes empresariales en la región Norte destacaron la incertidumbre generada por la retórica proteccionista de la actual administración en los Estados Unidos como un elemento que incidió de manera negativa en el sector, especialmente en las ciudades donde se ubican las maquiladoras.

En lo que se refiere a las perspectivas de corto plazo, los directivos entrevistados destacaron el crecimiento esperado de la economía de Estados Unidos y la depreciación del tipo de cambio real, que impulsarán las exportaciones manufactureras, en los sectores automotriz y aeroespacial. Asimismo, los dueños de empresas agropecuarias y de la industria alimentaria anticiparon un alza en sus exportaciones tanto a Estados Unidos, como a otros mercados, lo que se reflejará, a su vez, en un mayor dinamismo del transporte de carga.

No obstante, mencionaron que el nivel de inseguridad que prevalece en algunas áreas de la región continuará limitando las actividades económicas en general y las relacionadas con el turismo. En cuanto a otros factores, los directivos entrevistados anticiparon un crecimiento moderado en el consumo privado apoyado en el aumento de las remesas y del empleo formal. Destacaron también un impulso a la actividad económica que resultará de la mayor dinámica del crédito bancario al consumo, a las pequeñas y medianas empresas, y a la adquisición de vehículos.

Los directivos entrevistados también subrayaron que la reducción en la volatilidad financiera internacional se reflejará en mayores niveles de confianza en las empresas, lo cual coadyuvará, a su vez, a una reactivación de proyectos de inversión, especialmente en la construcción de naves industriales, centros comerciales, hoteles y hospitales.

Cae productividad en Nuevo León
La productividad laboral por horas trabajadas en la industria manufacturera de Nuevo León bajó en -2.5 por ciento durante el primer trimestre de 2017, de acuerdo con información proporcionada por el INEGI.

El sector comercial en el estado también registró tasas negativas en la productividad. En los comercios al mayoreo este indicador disminuyó en -5.0 por ciento, mientras que en los comercios minoristas se redujo en 1.6 puntos porcentuales.

El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.