Los tres riesgos que enfrentará la economía mexicana
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los tres riesgos que enfrentará la economía mexicana

COMPARTIR

···

Los tres riesgos que enfrentará la economía mexicana

Se deberá contar con una estrategia de finanzas públicas conservadora en un entorno en el cual, si se presenta una recesión, podríamos ver caídas en los ingresos públicos por el ISR y el IVA.

Opinión MTY Visión Económica Jesús Garza
09/08/2018
Placeholder block
Jesús GarzaFuente: Cortesía

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la economía probablemente se expandió 2.7 por ciento anual en el segundo trimestre del año en sus cifras originales.

Sin embargo, si consideramos las cifras desestacionalizadas la economía solamente creció 1.6 por ciento real anual, pero en el comparativo trimestral decreció en 0.1 por ciento. Al interior del comparativo trimestral, destacan las caídas en el sector primario, en 2.1 por ciento, sector secundario en 0.3 por ciento, y un crecimiento del sector servicios de apenas 0.3 por ciento. Es decir, los últimos datos sugieren que la economía comienza a desacelerarse.

Existen tres riesgos latentes que pudiesen perjudicar el entorno económico hacia adelante. Primero, será importante revisar el paquete económico que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentará en el Congreso el próximo año, ya que al parecer incorpora un aumento sustancial en el gasto público.

Lo anterior relacionado al gasto en los ninis, pensiones dobles y el aumento salarial entre otros. Será importante ver si los recortes a otros rubros del sector público podrán compensar estos gastos.

Segundo, todavía no existe una definición sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN). En caso de no llegar a una renegociación favorable, el impacto se verá reflejado en las decisiones de inversión (sobre todo extranjeras) y en el comercio internacional. Recordemos que México exporta cerca del 80 por ciento de sus productos hacia Estados Unidos y la mitad de la inversión extranjera directa proviene del vecino país.

Tercero, hemos observado como la llamada Guerra Comercial continúa creciendo como resultado, principalmente, de los aranceles impuestos entre Estados Unidos, la Comunidad Europea y China. De hecho, ya se pueden observar los primeros efectos en este país, donde los precios del aluminio y acero están generando presiones inflacionarias adicionales. La inflación en Estados Unidos llegó a 2.9 por ciento en junio, su nivel más alto desde 2011 y la tendencia continúa al alza. De continuar la Guerra Comercial es probable observar mayores presiones inflacionarias, lo que provocará una reacción de política monetaria más agresiva, es decir, un aumento en las tasas de interés mundiales más pronunciadas conllevaría a una contracción en la demanda agregada de estos países, aumentando la probabilidad de entrar en una recesión económica, particularmente en Estados Unidos. Si esto ocurre, el impacto hacia México será muy adverso.

Por último, será importante tener en consideración que, si lo anterior se materializa, se deberá contar con una estrategia de finanzas públicas conservadora en un entorno en el cual, si se presenta una recesión económica, podríamos ver caídas en los ingresos públicos por el ISR y el IVA, tomando en cuenta que el gasto público aumentará en 2019.

El autor es director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Opine usted: jgarzagg@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.