Monterrey

Los hombres debemos abonar a la igualdad de género

OPINIÓN. A mediados del 2015 la mayor aerolínea de México celebró como un gran evento el hecho que se hizo el primer vuelo transcontinental operado por una tripulación completa de mujeres.
PEQUEÑOS
DETALLES

ENRIQUE 
SILVA
14 marzo 2016 10:49 Última actualización 14 marzo 2016 11:13
aeromexico Boeing 787 Cortesía

(Cortesía)

Los hombres debemos abonar a la igualdad de oportunidades para las mujeres. Tomemos dos ejemplos, uno en la política y otro en la empresa.

Durante las elecciones del 2015, once mujeres fueron candidatas para ser gobernadoras y sólo una logró ganar la elección. La ahora gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich. ¿No lograron su objetivo por el hecho de ser mujeres o porque no saben hacer campaña? ¿Fueron mayores los prejuicios contra el género los que se impusieron? ¿Las mujeres no votaron por ellas? La respuesta es multifactorial.

En las elecciones estatales del 2016 están en competencia para la gubernatura 12 estados. Con mucho entusiasmo y pocas expectativas (desafortunadamente) vemos que diversos partidos han postulado a mujeres como sus abanderadas para dichas contiendas.

Al día de hoy hay 7 candidatas: en Tlaxcala, Morena postuló a Martha Palafox Gutiérrez como su candidata, Lorena Cuéllar Cisneros participa por el PRD y el PAN nominó a Adriana Dávila.
Aguascalientes, estado en el que también hay competencia electoral, el PRI postuló a Lorena Martínez Rodríguez, mientras que Morena registró a Nora Ruvalcaba Gámez. Blanca Alcalá, es la candidata del PRI en Puebla y en Zacatecas el PT nominó a Magda Núñez es la candidata del PT.

Lo notorio y destacable es que partidos grandes y chicos tienen en sus filas a mujeres políticas que han alcanzado el honor de ser postuladas para ganar una elección y ser eventualmente gobernantes. Aún no se cierran los procesos internos en todos los partidos para nominar a sus candidatas y candidatos y lo deseable es que se inscriban más mujeres.

Las elecciones para Presidente de la República también han tenido la representación de cinco candidatas, sin embargo ninguna ha logrado ganar la elección.

Es muy positivo que las mujeres ya hayan logrado ganar espacios de participación, sin embargo el camino por andar es aún muy largo.
Además de candidatas es imperioso tener mujeres gobernantes. ¿por qué? Porque necesitamos sangre fresca y nueva, visiones diferentes a como se han hecho las cosas en la política.

No es una garantía que el hecho de ser mujer signifique que gobernarán mejor, ni que el país mejorará por ese simple hecho, lo que si vemos como posible es que el simple hecho de que haya más mujeres en la jugada hará despertar a más mujeres y las haga participar no sólo en la política sino en tareas que tradicionalmente han hecho solo los hombres.

Por ejemplo, a mediados del 2015 la mayor aerolínea de México celebró como un gran evento el hecho que se hizo el primer vuelo transcontinental operado por una tripulación completa de mujeres.
Dicho vuelo lo realizaron una capitán (a?) y dos copilotos (as?) El vuelo lo hicieron en el más grande y moderno equipo con que cuenta la aerolínea.

El día de ayer 8 de marzo Aeroméxico anunció nueve vuelos operados solo por mujeres, con destinos nacionales e internacionales como Monterrey, Puerto Vallarta, Guatemala, Montreal, Houston, Nueva York, Lima, Tokio y Madrid.

De acuerdo a un comunicado de la empresa, la línea aérea argumentó que lo hace para sumarse a los esfuerzos globales para romper los mitos y prejuicios sobre la presencia de las mujeres en la aviación.

Si bien las mujeres han logrado incursionar más en tareas “masculinas” no es suficiente. Los hombres debemos apoyar, difundir y promover que las mujeres participen en todo tipo de actividad económica, política y social. No visualizmos otro futuro mejor sin que los hombres promovamos la igualdad de género. El tema da para más.

* El autor es consultor en “marketing communications” con más de 25 años de experiencia. Actualmente es director de Focus Consulting Group.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.