Monterrey

Lo que sí funciona

OPINIÓN. Debo hoy reconocer que hay cosas que sí funcionan y tienen un futuro importante que no estamos valorando. Con esto me refiero ni más ni menos al apoyo BONO PREFERENTE que se les da a los jóvenes estudiantes.
MIRADA DEL NORESTE
Tatiana Clouthier
tamaramtz@gmail.com
13 noviembre 2017 23:3 Última actualización 14 noviembre 2017 11:15
Tatiana Clouthier, maestra en Administración Pública.

Tatiana Clouthier, maestra en Administración Pública.

No siempre podemos hacer grandes cosas, pero sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor. Madre Teresa de Calcuta

En Nuevo León muchas cosas no funcionan bien y menos cuando el Gobernador anda interesado en hacer una campaña presidencial en lugar de atender a lo que se comprometió cuando tomó posesión. Sin embargo, en ningún lugar podemos decir que todo está mal. Por ello, debo hoy reconocer que hay cosas que sí funcionan y tienen un futuro importante que no estamos valorando. Con esto me refiero ni más ni menos al apoyo BONO PREFERENTE que se les da a los jóvenes estudiantes.

Este apoyo consiste en trescientos pesos mensuales abonados a la tarjeta feria para su transporte diario. Con este sustento no tenemos idea de lo que servirá para elevar el nivel educativo del estado, pues al final del día muchos jóvenes dejan de asistir a clases los días más cercanos a fin de mes por no tener recursos para transportarse.

Parecería que es algo menor, sin embargo, hace un cambio fundamental en la vida de estos chicos. Además algo extra que lleva este bono tiene que ver con la contraprestación que se les solicita a los jóvenes. Ellos, para recibirlo, deben hacer un “servicio” a favor de la comunidad a través de la plataforma de DISEÑA EL CAMBIO.

En el programa participan al día de hoy 18 instituciones educativas y han pasado por el mismo más de 330 mil personas y de forma constante 128 mil. Esto significa que el estado, es decir, usted y yo nos hemos visto beneficiados mensualmente por un mínimo de 200 mil acciones que van desde recoger basura en su cuadra, pasando por pintar una escuela, trabajar en un parque, atender animales abandonados, hasta tener un programa instalado con compromiso continuo. Wow, gracias a que por fin se realiza un programa donde no se da simplemente al que estira la mano sino que se da en reciprocidad.

Creo que el esquema merece ser aplaudido y lo que falta es crecerlo con el trabajo y compromiso de todos. Además se requiere lograr la constancia de los interesados para que no se den por vencidos a la primera y continúen con el apoyo pero también con el compromiso social que tienen como contraprestación

Segura estoy que estos chicos aprenderán con la metodología de DISEÑA EL CAMBIO a resolver problemas con los que cotidianamente se encuentran y también a trabajar en equipo. Ellos ya no esperaran a que papá gobierno les resuelva sino serán ellos mismos los forjadores de un cambio. En hora buena.

La autora es maestra en Administración Pública. Tiene experiencia en administración pública local y estatal y en el área de docencia. Exdiputada federal. Se define como ciudadana de tiempo completo.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.