Monterrey

Lluvias ponen en riesgo cosecha de trigo en Nuevo León

Las constantes y abundantes lluvias que se presentaron en la
entidad durante dos semanas consecutivas, mantienen en riesgo
de pérdida unas mil hectáreas de trigo, dijo Fermín Montes Cavazos, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.
Sonia Coronado
23 marzo 2015 21:10 Última actualización 24 marzo 2015 5:0
Cosecha de trigo. (Reuters/Archivo)

Trigo

MONTERREY.- Las constantes y abundantes lluvias que se presentaron en la entidad durante dos semanas consecutivas, mantienen en riesgo de pérdida unas mil hectáreas de trigo, dijo Fermín Montes Cavazos, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

“En general, las lluvias siempre serán benéficas, sin embargo también pueden perjudicar los sembradíos, particularmente aquellos cultivos que están cerca de la cosecha, un peligro que traemos y que ya empezó a registrar daños, es en el trigo”, mencionó.

El funcionario federal dijo que lo anterior se debe a que las altas concentraciones de humedad y el impedimento para su cosecha, provocan que éstos vuelvan a germinar en la espiga madura.

“La gente que tiene ahorita daño en su trigo es la que sembró fuera de fecha, que se adelantó mucho en la siembra, y es una superficie relativamente pequeña. En esta zona hay alrededor de 20 mil hectáreas sembradas, de las cuales las adelantadas no pasan de mil hectáreas y esas son las que están en peligro de germinar o están ya germinando”, señaló Montes Cavazos.

Añadió que “con tanta humedad, ahí mismo vuelve a germinar y se echa a perder, ya no sirve para hacer harinas pero puede venderse como forraje pero a precios muy reducidos”.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de Sagarpa, al cierre de 2013 Nuevo León registró 27 mil 782 hectáreas de superficie sembrada de trigo, de las que 14 mil 876 fueron cosechadas, logrando una producción de 53 mil 923 toneladas con un valor de 188 mil 461 millones de pesos.

El funcionario mencionó que éste sería un año récord en la cosecha del grano, pues preveían que se lograrían las cien mil toneladas.

“El trigo que se produce en Nuevo León no es nada comparado con el que se produce en el país, por ejemplo, comparado con lo de Mexicali u Obregón estamos hablando de unas 600 o 700 mil toneladas. Este año íbamos a tener una cosecha récord de 100 mil toneladas, ojalá y todavía la podamos tener, pero el agua dificultado mucho la cosecha”, añadió.

Las precipitaciones pluviales, dijo, también han retrasado las siembras de hortalizas, oleaginosas y otros granos.

“Ha habido perjuicios marginales en las siembras tempranas, por ejemplo se ha retrasado las siembras de hortalizas, los trasplantes que debieran estar terminados no se han hecho, porque la lluvia no les dejó preparar el terreno, y por esto mismo algunas siembras tempranas que se iban a hacer de granos y de oleaginosas no se han podido completar”.

Aunado a lo anterior, los productores de cítricos como la naranja, se han visto impedidos para cosechar el fruto retrasando la entrega al mercado.
“No se pueden meter a pizcarla, lo bueno es que ahí está y no se echa a perder pero, no es lo mismo que la naranja vaya saliendo escalonada, a que salga mucha de un solo golpe, eso afecta el precio, ya que al haber mucha el precio baja.

Sin embargo, dijo que los principales beneficios serán para la ganadería, debido a que los acuíferos recuperarán sus niveles de agua, mismos que habían bajado luego de una prolongada sequía que se registró en la entidad durante tres años seguidos.

Descartó que el precio del aguacate, limón y cebolla pueda presentar un alza exponencial, derivado de las afectaciones que sufrieron los cultivos en Michoacán, uno de los principales productores de estos frutos.

“En el caso de Michoacán, la superficie afectada fue menos del uno por ciento, y es muy reciente, si acaso llegara a haber algún efecto sería marginal y sería en el próximo mes o mes y medio”, mencionó.