Monterrey

Llevan a jóvenes de secundaria su pasión por la biotecnología

El grupo GeneUs, integrado por alumnos de la carrera de Ingeniero en Biotecnología del Tecnológico de Monterrey arrancaron un proyecto que fue apoyado por la Fundación FEMSA y Ashoka, a través del cual promueven el gusto por la ciencia entre estudiantes de secundarias públicas y privadas de Nuevo León.
Redacción
10 junio 2015 21:41 Última actualización 11 junio 2015 5:0
GeneUs. (El Financiero)

GeneUs es un emprendimiento social que promueve el gusto por la ciencia. (El Financiero)

MONTERREY.- El grupo GeneUs, integrado por alumnos de la carrera de Ingeniero en Biotecnología del Tecnológico de Monterrey en Monterrey, arrancaron un proyecto que fue apoyado por la Fundación FEMSA y Ashoka y que hoy en día, ya llevan como un emprendimiento social con el que promueven el gusto por la ciencia entre estudiantes de secundarias públicas y privadas de Nuevo León.

Artículos de investigación y tecnología refieren que la biotecnología como una mega tendencia, que en los próximos años será cada vez más fuerte y tendrá más presencia, aunque hay países en los que ha avanzado considerablemente, en México aún falta mucho por hacer.

Ante esta situación, un grupo de más de 50 alumnos del Tecnológico de Monterrey en Monterrey, de la Ingeniería en Biotecnología (IBT), decidieron propagar e impulsar el estudio de esta ciencia que sin duda cambiará el mundo. Y así fue como iniciaron el proyecto GeneUs, con el que brindan cursos de biotecnología a estudiantes de secundaria.

Ante esta situación, un grupo de más de 50 alumnos del Tecnológico de Monterrey en Monterrey, de la Ingeniería en Biotecnología (IBT), decidieron propagar e impulsar el estudio de esta ciencia que sin duda cambiará el mundo. Y así fue como iniciaron el proyecto GeneUs, con el que brindan cursos de biotecnología a estudiantes de secundaria.

EL INICIO

Todo empezó semestres atrás cuando Alejandro Flores, actual codirector de GeneUs, se fue de intercambio a Suecia y vio como la juventud en ese lugar tiene presente la importancia de esta ciencia, cosa que no sucede en México, comenta.

“En Suecia vi que los jóvenes y niños tienen la mentalidad de ser profesionales de la biotecnología porque el desarrollo económico de ese lugar se basa en eso; cuando uno voltea a México ves que muchos estudiantes no la consideran como profesión porque ni siquiera la conocen… no saben de su importancia y potencial. No podemos quedarnos atrás si queremos avanzar como país, por eso decidimos hacer algo al respecto”, menciona.

Por ello, desde agosto del año pasado comenzó a integrar un equipo de estudiantes con el mismo interés, al que se unió Adrián Martínez, Miriam Ponce y Mauricio López, ahora de noveno semestre de biotecnología.