Monterrey

Las Zonas Económicas Especiales

OPINIÓN.
ICPNL CAPITALIZANDO EXPERIENCIAS
Alfredo Esquivel Boeta
vpgeneral@icpnl.org.mx
14 marzo 2017 9:49 Última actualización 14 marzo 2017 9:49
Alfredo Esquivel Boeta, vicepresidente General ICPNL.

Alfredo Esquivel Boeta, vicepresidente General ICPNL.

Es innegable la necesidad de mejorar las zonas económicas marginadas, para esto el Gobierno Federal, promulgó la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales (ZEE) como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

En múltiples ocasiones se ha comentado que vivimos en “Dos Méxicos” porque la pobreza extrema no ha podido ser abatida en una forma óptima.

Recordemos que en México anteriormente se han implementado decretos de desarrollo, sin el éxito deseado.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) es el organismo público descentralizado del Gobierno Federal, con una supuesta autonomía y capacidad técnica para generar información objetiva sobre la situación de la política social y la medición de la pobreza en México, lo que permitiría mejorar la toma de decisiones en la materia.

Este organismo –CONEVAL- realizó una medición de la pobreza para el país -Estados Unidos Mexicanos, 2014-, basado en porcentajes y miles de personas por cada entidad federativa para los años de 2010, 2012 y 2014. El estudio arrojó como resultado un incremento porcentual del 3.7 por ciento y 1,991 (miles de personas), una situación que muestra cifras nada satisfactorias en este combate.

Adicionalmente, existieron algunas discrepancias con el organismo de medición nacional, el INEGI, lo que podría dar lugar a la desconfianza en el manejo estadístico de estos indicadores.

En esta información se encuentran datos interesantes, por ejemplo, los promotores gubernamentales de las ZEE, señalan algunos estados del país con los siguientes ingresos per-cápita en dólares:

Nuevo León con 17 mil 980 pesos, Coahuila con 14 mil 409 pesos; Querétaro con 13 mil 674; Sonora con 12 mil 500 pesos y Jalisco con 10 mil 303, montos que comparados con Guerrero que tiene 5 mil 370 pesos, Oaxaca 5 mil 011 pesos y Chiapas 4 mil 262 pesos, ponen a estas entidades en una situación de competencia con países como Angola, Belice y Mongolia.

Por esta razón, el Gobierno Federal estableció el Programa para las ZEE, ofreciendo, entre otros incentivos:

Beneficios Fiscales Federales (ISR, IVA, Seguridad Social y Régimen Aduanero) y Locales (Nóminas, Predial, Traslativo de Inmuebles, Hospedaje); un Régimen Aduanero Especial; un Marco Regulatorio Ágil (creación de ventanilla única para todos los tramites, Orientación, Simplificación y Plataforma Electrónica). Así como también una Infraestructura Competitiva y Programas de Apoyo.

Señalando como beneficios para dichas ZEE: Empleo; Inversión Directa; Cadenas de Valor; Exportaciones; Productividad; Bienestar y otros apoyo al Empleo, Emprendimiento, Financiamiento, Capacitación, Competitividad, e Innovación.

Se indican como ubicación estratégica de dichas Zonas a: Hidalgo, Puebla, Lázaro Cárdenas, Michoacán, la zona del Istmo de Tehuantepec, Coatzacoalcos, Veracruz, Salinas Cruz, Oaxaca, Tabasco, Puerto Chiapas, Campeche y Yucatán.

En un artículo publicado por El Financiero el pasado 17 de febrero (http://www.elfinanciero.com.mx/economia/zonas-economicas-especiales-descontaran-100-de-isr-por-10-anos.html) se indica que: “Las ZEE onas contarán con beneficios fiscales como descuentos del 100 por ciento del ISR y del 50 por ciento en las cuotas patronales en el IMSS los primeros 10 años con la meta de atraer más inversión y generar empleos.

Esto nos invita a realizar un análisis detallado del Decreto sobre la ZEE desde diferentes ángulos, ya sea como: como inversionistas, en la zona y administración integral de las zonas, también como empresarios, con la finalidad de aprovechar los estímulos y ventajas ofrecidas, o como prestadores de servicios o inversionistas para decidir la ubicación adecuada de alguna empresa, aprovechando el potencial productivo de las ZEE, buscando por ejemplo la creación de un Clúster de Servicios, de Capacitación y Educativos, o una Consultoría Especializada y Asesoría Técnica, Servicios de Traducciones y Enseñanza de Idiomas, y sobre todo deseando que las ZEE, mexicanas en esta ocasión, se conviertan en un caso de éxito y contribuyan a revertir los índices de Pobreza Extrema en nuestro México.

El autor es vicepresidente General ICPNL.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.