Monterrey

Vinícola Las Maravillas, el vino de Nuevo León

Su oferta principal la componen Don Ramiro Clásico, Don Ramiro Rojo y Elixir de la Vida.
Daniel Anguiano
danguiano@lefinanciero.com.mx
03 marzo 2017 11:31 Última actualización 05 marzo 2017 21:49
Vinícola Las Maravillas participará en el Festival 100 vinos mexicanos,  será el único productor del estado. (Daniel Anguiano)

Vinícola Las Maravillas participará en el Festival 100 vinos mexicanos, será el único productor del estado. (Daniel Anguiano)

En el municipio de García, Nuevo León, en un valle semiárido al que con frecuencia las nubes le sacan la vuelta; ahí, alejado de la zona urbana, el clima se vuelve un aliado para que las parras den fruto.

Ahí, la familia Valdez cultiva la uva, que después usa para la producción de sus tres etiquetas más representativas de vino: Don Ramiro Clásico, Don Ramiro Rojo y Elixir de la Vida, las tres con el sello de la casa, el de Vinícola Las Maravillas.

“Nos enfocamos en los vinos dulces, naturales, no podemos decir que son orgánicos porque no estamos certificados aún; pero la tirada de nosotros es certificarnos como orgánicos, no utilizamos químicos en la planta”, explica Ramiro Valdez, uno de los tres hermanos que junto a su padre y madre decidieron en 2006 iniciar este proyecto, uno de los cuatro que hoy ven nacer a la industria del vino en Nuevo León.

Javier, el otro hermano Valdez, detalla que la idea original era formar un rancho con diferentes parcelas, pero por accidente, al tratar de cultivar la uva Thompson, una variedad de mesa, se enteraron que lo que estaban por cosechar era la variedad Cabernet Suavignon.

“Entonces tuvimos una idea muy inocente, de hacer nuestro propio vino. Pero la idea era hacer una cavita chiquita, darle a las visitas y cosas así. Pero algo que ha tenido este proyecto es que siempre se ha rodeado de mucha gente que le interesa tanto que van empujando al proyecto hasta ahora que ya dio resultados”, relata Javier.

Vinícola Las Maravillas cultiva, además de la uva Cabernet, las variedades Merlot, Colombard, Shiraz, Rosa de Perú, Tempranillo, Pinot Noir, entre otras. Aunque son las tres primeras las que mejor se han adaptado a la región.

Las condiciones climáticas también propician que la temporada de cosecha se adelante al mes de julio, cuando lo regular es que sea a mediados de agosto.

“Nosotros hacemos la cosecha tardía, que es esperar el punto máximos de maduración de la planta para empezar a cosechar y es lo que nos ha dado cierto plus”, dice Ramiro, y explica que el proceso de fermentación lo realizan en barricas de roble y de plástico.

El aprendizaje para la familia ha sido a base de voluntad e interés por la vitivinicultura, sin embargo, han contado con el apoyo de enólogos de diferentes casas productoras de vino de diversas partes de la República.

Elixir de la Vida es un vino que le ha abierto las puertas a los festivales nacionales a Vinicola Las Maravillas, esto debido a que se trata de un vino especiado, con una fuerte presencia del romero y otras hierbas aromáticas.

“Se especia con tallos tiernos y flores de romero, pétalos de rosa, lleva varias hierbas que se infusionan en diferentes tiempos. La experiencia es diferente, ha mucha gente lo ha enamorado y nos han invitado a varios festivales, vamos a estar en el Festival 100 vinos mexicanos, como los únicos de Nuevo León”, explica Ramiro.

Vinícola Las Maravillas cuenta con dos hectáreas de cultivo, pero con espacio para cultivar 10 hectáreas más; al año produce alrededor de nueve mil botellas de vino.

Para maridar
Las etiquetas de Vinícola Las Maravillas son ideales para acompañar platillos mexicanos, por ejemplo, Don Ramiro Clásico es ideal para acompañar el platillo más típico y reconocido de Nuevo León, las carnes asadas; o unas enchiladas e incluso el pavo navideño.

Don Ramiro Rojo va bien con el mole negro, o platillos más especiados u Elixir de la vida es un buen acompañante de los quesos frescos, ya sea de cabra o vaca. Y cualquiera de estas tres variedades es bien recibida como un postre líquido, por el dulzor que los distingue.