Monterrey

Las Pymes son un enorme crisol para la creación de capital social

OPINIÓN. Factor que además se multiplica por el número e impacto económico de estas organizaciones como son por su número y cantidad de empleo generado.
ECOLOGÍA
SOCIAL

ANTONIO
TAMAYO
NEYRA
15 julio 2016 10:26 Última actualización 15 julio 2016 10:34
Antonio Tamayo Neyra

Antonio Tamayo Neyra

Por el perfil y características de las llamadas Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), la Responsabilidad Social tiene una enorme área de oportunidad para ser utilizada en la gestión de estas organizaciones.

Y su importancia se incrementa aún más al considerar la cantidad de ellas, ya que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), en México existen poco más de cinco millones de unidades empresariales, de las cuales 99.8 por ciento son Micro Pequeñas y Medianas Empresas.

Diversos analistas dicen que la Responsabilidad Social no es exclusiva para organizaciones de determinado tamaño o características; ya que como sucede con cualquier legislación fiscal o ecológica, todas las empresas sin importar su tamaño tienen que cumplirlas; y lo mismo sucede con los diversos modelos de gestión empresarial.

Además, como lo señala Bernardo Kliksberg, las Pymes practican naturalmente dimensiones básicas de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Por ejemplo, cuidan especialmente a su personal, y en muchos casos una parte del mismo son miembros de su propia familia. Saben, además, que tienen que asegurarle una vida digna y respetan los equilibrios familia-empresa, porque están muy vinculadas a los acontecimientos familiares de su personal.

Agrega también que desarrollan lazos personales con sus clientes y proveedores. De tal manera que construyen con ellos confianza, intimidad, y disfrutan de esos vínculos personales. Son su mercado, pero también su red social.

Por su parte, Robert Putnam, profesor de la Universidad de Harvard y pionero en la teoría de capital social, postula que este capital que genera la responsabilidad social, comprende la conciencia cívica, la solidaridad, la ética y la confianza primordialmente.

Y las Pymes, por sus características mencionadas por Kliksberg, son un enorme crisol para la creación y desarrollo de dicho capital social.
Factor que además se multiplica por el número e impacto económico de estas organizaciones como son por su número y cantidad de empleo generado como antes se mencionó.

A lo anterior se puede agregar que muchas de ellas son familiares, aspecto que propicia todavía más la generación de capital social.
Aunque no hay una cifra exacta del porcentaje de empresas familiares, el Tecnológico de Monterrey estima que el 85 por ciento de las empresas son administradas por sus dueños y familiares, mientras que el IPADE considera que el 98 por ciento de las empresas son familiares.
Y como un aspecto clave de la responsabilidad social, a lo anterior puede sumarse el que la mayoría de empresas, y sobre todo las más pequeñas, siempre han estado cerca de su comunidad y han intentado ser buenos miembros de ella; se considera que son capaces de gestionar con gran habilidad las relaciones con los vecinos, autoridades públicas, y diversos grupos, ya que son una parte íntegra y visible de la colectividad en la que actúan.

Seguiremos platicando …

Blog: http://ecologiasocial.com.mx/
Blog: http://atamayon.blogspot.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.