Monterrey

Las metas para el 2016

OPINION. Con la ayuda de todos nosotros y de los diferentes sectores de la comunidad, pueden volverse una realidad.
ENTRADA LIBRE
Sergio
López Ramos
05 enero 2016 10:20 Última actualización 05 enero 2016 10:32
Sergio López Ramos

Sergio López Ramos

Como todo buen mexicano, cada año hago una lista de propósitos personales que uno busca alcanzar a lo largo del nuevo año. En este 2016, tengo una lista que hasta el momento han sido buenos deseos pero que no se han cumplido por falta de voluntad política. Pienso que con la ayuda de todos nosotros y de los diferentes sectores de la comunidad, pueden volverse una realidad:

1.- Un Plan Estatal de Desarrollo cuyo eje transversal sean los Derechos Humanos. El año pasado, se dictó formal sentencia contra un elemento del ejército mexicano por el caso de Rocío Elías y Juan Carlos Peña, asesinados en el municipio de Anáhuac, Nuevo León, en el 2010.
Para evitar que se repitan este tipo de situaciones en donde las instituciones violan de manera flagrante los derechos humanos, el Gobierno del Estado puede incluir como un elemento importante en sus políticas públicas la instrumentación de un eje transversal que permita salvaguardar las garantías individuales y evaluar las acciones y los avances de estas políticas.

2.- Una directora del Instituto Estatal de la Mujer con perspectiva de género. Las mujeres han sido a lo largo de nuestra historia uno de los grupos demográficos que mayor marginación ha sufrido. Es importante que el Gobierno del Estado y las organizaciones de la sociedad civil se comprometan a diseñar e implementar una serie de acciones alcanzables y medibles enfocadas en mejorar las condiciones de vida de las mujeres y el respeto irrestricto a su vida. No podemos tolerar más casos de feminicidios en Nuevo León.

3.- La aprobación de una ley que garantice y regule los derechos al matrimonio de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual. Este es un gran pendiente de una realidad que muchos legisladores y cierto sector de la población no acepta, pero que legalmente tiene el derecho a contraer matrimonio y sobre todo, a contraer derechos y obligaciones ante la ley. Una sociedad democrática no solo se construye con votos y participación ciudadana, sino también con actitudes como el respeto a las diferencias y la garantía de sus derechos.

4.- La aplicación de la Ley de Participación Ciudadana. En todo México se dice que “las leyes están hechas para romperse”. Es necesario no solo terminar con esa mentalidad, sino demostrar que somos una sociedad moderna y que estamos comprometidos con el respeto y la aplicación de una ley tan importante como lo es la ley de participación ciudadana que tiene como objetivo empoderar al ciudadano.

5.- Construir un Estado verdaderamente eficiente. Las dos últimas administraciones del Gobierno del Estado fueron muy buenas para gastar el dinero de los ciudadanos en proyectos que no han sido de provecho para los ciudadanos como la construcción de la Torre Administrativa, un proyecto que en su momento se señaló como un hito en la forma de realizar proyectos sostenibles económicamente y que han distado mucho de serlo.

Seguramente existen muchos más deseos de todos los ciudadanos de Nuevo León pero considero que estos son fundamentales para la construcción de un Estado moderno, eficiente y capaz de generar bienestar para sus ciudadanos. Les deseo lo mejor en este inicio de año.

* El autor es politólogo por el Tecnológico de Monterrey; consultor político de la firma internacional Global Nexus y cursa sus estudios de posgrado en la Universidad de Wisconsin.


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.