Monterrey

Las langostas mexicanas

OPINIÓN. Yo no conozco al Dr. Cervantes. No tengo el gusto ni el disgusto de haberlo tratado. Pero los que dicen conocerlo ni de chiste ponen en duda su capacidad y probidad.
WIKI-LÍTICO
Miguel Moreno Tripp
morenotrip@gmail.com.mx
23 octubre 2017 9:39 Última actualización 23 octubre 2017 9:39
Miguel Moreno Tripp, Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane.

Miguel Moreno Tripp, Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane.

Señala un cuento que todos los días pasaba una persona por la frontera de Tijuana llevando dos cubetas. Las dos contenían langostas, pero una de ellas la llevaba tapada y la otra no. Un día le venció la curiosidad al vista aduanal y le preguntó a la persona el por qué traer sólo unas tapadas y la persona le explicó que unas eran langostas mexicanas y las otras langostas americanas. “¿Y eso qué?” Preguntó el Vista. “!Ah!, con las langostas americanas, si una empieza a escaparse las otras la ayudan y luego ella ayuda a las demás. En cambio las langostas mexicanas, a la primera que despunta la cabeza, las demás se la cortan.
Así que las puedo llevar destapadas”.

Otro dicho nos dice que hay que tener cuidado con lo que uno desea porque se le puede convertir en realidad. O lo que es lo mismo, Ya que se hizo a un lado el mal llamado Fiscal Carnal ¿Qué pretexto pondrán para no nombrar a un fiscal? Los y las mismas que un día lo avalaron como Procurador General de la República.

Yo no conozco al Dr. Cervantes. No tengo el gusto ni el disgusto de haberlo tratado. Pero los que dicen conocerlo ni de chiste ponen en duda su capacidad y probidad. De hecho, citando a la página oficial por allá del 26 de octubre de 2016 (o séase, no duró ni el año siquiera):

“Después de comparecer ante la Comisión de Justicia de la Cámara Alta, Cervantes Andrade fue ratificado con 83 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, como nuevo titular de la PGR.

Raúl Cervantes Andrade es licenciado y doctor en Derecho por la Universidad Panamericana; además, tiene especialidades en Derecho Económico Corporativo; Derecho Financiero y Comercio Internacional, Derecho Penal y Amparo.

El titular de la PGR, ha sido en dos ocasiones diputado federal, y es senador de la República con licencia”.

¿Así o más preparado? Y no me refiero sólo a la educación. Que mal -pésimo- que antepongan a la capacidad de una persona los intereses particulares partidistas y la ambición política los haga agarrarse de puerquito a buenos servidores públicos, porque los hay.

No le ayudó el tema del Ferrari pero ese lo adquirió antes de entrar a la PGR. Que lo tenía registrado en Morelos para no pagar tenencia. Sin justificarlo, esos son los incentivos perversos que genera que una entidad si cobre tenencia y la vecina no.

¿Alguno de los que tanto critican lo reemplazarían? Claro que no. No les da para tanto. La mediocridad por delante. Eso es lo único que pueden ofrecer.

La causa incautada de esta renuncia es el poder excesivo que tienen los partidos políticos en México. Ni más, ni menos. Los Diputados: que esperanza que vean por su Distrito. Si acaso algún día se pararon por ahí, no lo han vuelto a hacer. Los Senadores, cuya misión sería la de representar a los Estados en una República, si acaso van de fin de semana a visitar a la familia.

Todos ellos responden primero a su partido que a nadie más. ¿Por qué ellos le tienen tanto miedo a los presidentes de los partidos, de los que no haces uno de todos ellos? Claro, si les alcanza para enriquecerse con todo y familia o para vivir en Las Lomas y tener depa en Miami, entonces sí, son superpoderosos. Ni hablar, ¡viva la mediocridad!

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Em- presas, en el IPADE. Se desempeñó como Director Gen- eral de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcio- nar asesoría en temas de Finanzas Corporativas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.