Monterrey

Las finanzas de Pemex en 2015

OPINIÓN. El gasto en gasolinas importadas, también tiene una afectación a la baja por el menor precio del petróleo, y por este rubro, PEMEX reduce su gasto en 52.7 miles de millones de pesos durante 2015. 
COMENTARIO
ECONÓMICO

MARCO A.
PÉREZ
VALTIER
17 febrero 2016 10:2 Última actualización 17 febrero 2016 10:19
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

Contrario a lo que mucha gente piensa, la caída en el precio del petróleo, el cual pasó de 86 dólares por barril que en promedio se registró en el 2014, a 44 dólares en promedió en el 2015, lo que representa una disminución de 42 dólares por barril, equivalente a una caída de casi 50 por ciento en el precio, no se refleja de manera lineal en las finanzas de PEMEX.

Esto se debe, primero, a que la mayor parte de sus ingresos provienen de las ventas internas de gasolinas y de diesel, las cuales representan casi un 70 por ciento de sus ingresos por ventas, y como Usted, amable lector recordará, en el 2015 los precios de las gasolinas incluso se incrementaron con relación a los que prevalecieron en el 2014, a pesar del menor precio de los hidrocarburos, pues en el mes de enero tuvieron un incremento equivalente a la inflación esperada para 2015, en lugar del tradicional gasolinazo mensual.

Esto se ha traducido en unos ingresos estables para PEMEX, a pesar de la caída en los precios del petróleo, ya que para 2015 se reportan ingresos por ventas internas de petrolíferos, similares a los registrados en 2014, de 1,152 miles de millones de pesos, por lo que el efecto negativo en ingresos provenientes del mercado doméstico, fue prácticamente impermeable a los menores precios del petróleo a nivel internacional.

Sin embargo, en materia de ingresos provenientes del exterior, ahí sí hubo una reducción, aunque atemperada por la devaluación del peso, que hizo rendir más los ingresos en divisas.

En efecto, los ingresos provenientes de ventas en el exterior, pasaron de 571.6 miles de millones de pesos en 2014, a 344.2 miles de millones de pesos en 2015, lo que representa una merma de 227.4 miles de millones de pesos.

Si bien se podría decir que esta fue la afectación “Bruta” en ingresos para PEMEX, es necesario analizar el impacto del menor precio del petróleo en los Gastos de PEMEX, para poder evaluar el impacto “Neto” de esta reducción.

En materia de egresos, los impactos favorables son los siguientes, primero, el pago de Derechos que PEMEX entera al Fondo Mexicano del Petróleo, se redujo en 340 mil millones de pesos, sin embargo, por concepto de IEPS a las gasolinas y al diesel, que va a la Federación, se tiene que este pago crece en unos 189 mil millones de pesos.

Considerando todas las Contribuciones que PEMEX transfiere al Gobierno, estas se reducen de 983.1 miles de millones de pesos, a 807.5 miles de millones, es decir, son 175.6 miles de millones INFERIORES en 2015, comparadas con las transferidas en 2014.

Por otro lado, el gasto en gasolinas importadas, también tiene una afectación a la baja por el menor precio del petróleo, y por este rubro, PEMEX reduce su gasto en 52.7 miles de millones de pesos durante 2015.

Es decir, los “Ahorros” de la nueva Empresa Productiva del Estado suman la cantidad de 228.3 miles de millones de pesos, provenientes del impacto del menor precio del petróleo crudo.

Como podemos apreciar, las reducciones en los gastos, son incluso superiores a los menores ingresos, por lo que en materia de Resultado Presupuestal, PEMEX presenta mejores números en 2015, de hecho, su Balance Primario es ahora menos negativo, pasando de un Déficit de 90 mil millones de pesos en 2014, a un Déficit de 74.7 miles de de millones en 2015.

El corolario de este análisis, es que el precio monopólico de las gasolinas en México, es el mejor seguro petrolero.

* El autor es especialista en estudios económicos y de fi- nanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.