Monterrey

Las empresas productivas del estado, otro entuerto
de la Reforma Energética que debe ser reformado

OPINIÓN. CFE y Pemex manejan RECURSOS PÚBLICOS propiedad del Gobierno Federal, sin que les aplique NINGUNA NORMATIVIDAD del Gasto Público.
COMENTARIO ECONÓMICO
Marco A. Pérez Valtier 
mperezv@perezgongora.com
17 mayo 2017 9:49 Última actualización 17 mayo 2017 10:21
Marco A. Pérez Valter, especialista en estudios económicos y de finanzas públicas.

Marco A. Pérez Valter, especialista en estudios económicos y de finanzas públicas.

En notas anteriores he comentado algunos aspectos de la Reforma Energética que en lo personal considero que son negativos y que deben corregirse a la brevedad, y este tema es uno de ellos.

Como sabemos, con la reforma energética tanto PEMEX como la CFE se transformaron en Empresas Productivas del Estado, y aún y cuando NO se definen exactamente que son, ni se incluyen de manera expresa en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, las referencias que se hacen a esta nueva figura jurídica, tanto en la Constitución, como en las propias Leyes de la CFE y de PEMEX, permiten entender que son Empresas propiedad del Gobierno Federal, pero que persiguen fines de LUCRO.

Por disposición expresa del Artículo 25 Constitucional, estas nuevas empresas tienen ahora autonomía total para operar, contratar, determinar su régimen de remuneraciones, y endeudarse sin restricción alguna, es decir, ya no les aplica ninguna Ley ni disposición en materia de adquisiciones, inversión y obra pública, ya que son sus Consejos de Administración quienes definen y gobiernan todos estos actos.

Es decir, manejan RECURSOS PÚBLICOS propiedad del Gobierno Federal, sin que les aplique NINGUNA NORMATIVIDAD del Gasto Público.

Pero ahí no para la cosa, resulta que las propias Leyes de estas nuevas Empresas, les permiten constituir Empresas “Subsidiarias” y Empresas “Filiales” para operar, según les convenga, y esto es aún más grave, veamos.

Para el caso de las Empresas “Subsidiarias”, se establece expresamente que siguen siendo empresas productivas del Estado y que forman parte del Sector Público Federal, (No obstante no se reformó el artículo 46 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal) sin embargo, en el caso de Empresas “Filiales”, expresamente se señala que NO forman parte del Sector Público Federal!!, por absurdo que parezca.

Es decir, una Empresa FILIAL poseída mayoritaria o totalmente, ya sea directamente por PEMEX o por CFE, o indirectamente vía una Empresa Subsidiaria de éstas, y que opera con RECURSOS PÚBLICOS, resulta ahora que NO forma parte del Sector Público Federal, ¿así o más absurdo?

Peor aún, estas Empresas FILIALES pueden constituirse en cualquier país del mundo y expresamente se señala que quedan sujetas a la legislación aplicable del país donde se constituyan, ¿qué les parece?

En qué mente puede concebirse la idea que una Empresa propiedad finalmente del Gobierno Federal, y que opera con recursos públicos, quede fuera del Sector Público federal y que no le apliquen ni las Leyes ni la normatividad aplicable al gasto público y que no pueda ser auditada por la Auditoría Superior de la Federación.

No se ustedes, pero a mí me parece que esto abre la puerta a infinitas posibilidades de desvíos de recursos públicos al amparo de las propias Leyes, situación en extremo grave que debe ser enmendada a la brevedad posible.

Por cierto, PMI Comercio Internacional S.A. de C.V., la empresa que opera todas las ventas de exportación de crudo de PEMEX, fue de las primeras en transformarse en Empresa FILIAL de PEMEX, qué eficientes, ¿verdad?

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzaspúblicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.