Monterrey

Las alianzas en el Congreso marcarán a la siguiente Legislatura

Abraham Nuncio, director del Centro de Estudios Parlamentarios de la UANL, comenta que habrá alianzas hasta entre el PRI y el PAN, como ha venido ocurriendo a nivel estatal y federal.
Juan Antonio Lara
09 junio 2015 20:57 Última actualización 10 junio 2015 5:0
Abraham Nuncio. (El Financiero)

Abraham Nuncio es director del Centro de Estudios Parlamentarios de la UANL. (El Financiero)

MONTERREY.- Las alianzas entre las fracciones de los distintos partidos políticos que tendrán presencia en el Congreso serán una de las principales características de la siguiente Legislatura ante el triunfo del candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, a la gubernatura del Estado.

En entrevista, Abraham Nuncio, director del Centro de Estudios Parlamentarios de la UANL, comenta que habrá alianzas hasta entre el PRI y el PAN, como ha venido ocurriendo a nivel estatal y federal.

“Pero tendrán que participar los partidos pequeños, entonces el rejuego al interior del Poder Legislativo va a ser mayor” durante el siguiente sexenio, menciona el autor de los libros “El Grupo Monterrey” y “El PAN”.

El investigador expresa que no le será tan fácil al Congreso oponerse a las iniciativas del Gobernador independiente, sobre todo si éstas son percibidas por la ciudadanía como favorables a sus intereses.

“Sería terrible para el Estado que el Poder Legislativo se opusiera a iniciativas de carácter popular, porque las medidas que ha apoyado son antipopulares, en su mayoría”, advierte el investigador.

Afirma que por los resultados de la elección del domingo pasado, la ciudadanía sabe que puede presionar y puede llevar a cabo un activismo como para que se le tome en cuenta, porque regularmente no se le ve ni se le atiende.

“Si los partidos se han desprestigiado por no tener una vida democrática interna y por abusar de sus prerrogativas y tráfico de influencias, su extensión parlamentaria también ha corrido más o menos la misma suerte”.

Para el analista político y social, la alianza entre “El Bronco” y Fernando Elizondo le permitió al candidato independiente ganar votos del sector social de mayores ingresos, ubicado fundamentalmente en San Pedro, porque siente que puede estar representado en sus intereses y que eso puede atenuar aquello que no les parece bien de Rodríguez Calderón.

Y la integración del equipo de trabajo será una de las primeras manifestaciones de la alianza entre el nuevo gobernador y Elizondo.

En segundo momento, esto se verá también en la discusión del presupuesto, porque en esto se va a percibir que tan popular y que tanto manda la raza, que de acuerdo con esto, pagó la elección”.

Nuncio expone que de aquí a septiembre u octubre se verá con claridad qué gobierno fue el que se eligió, cuál es su comportamiento, su orientación, a qué programa le dará más importancia.

En cuanto al ejercicio del poder en el Ejecutivo, el investigador afirma que siempre habrá acuerdos permanentes entre Rodríguez y Elizondo.

“La negociación será cotidiana entre ellos, porque hay promesas difíciles de cumplir. No es fácil enfrentarse a las televisoras, sin pagar un costo, y no será fácil cumplir con todas las promesas que hizo”, advierte el investigador.

Y agrega que “lo que sí sería contrario a las expectativas generales es que se reprodujese un neo-bipartidismo PRI-PAN, sin que necesariamente los protagonistas estén inscritos a los partidos, porque de ellos vienen”.

Nuncio expone que ante el triunfo de “El Bronco”, Nuevo León tendrá una mayor autonomía tanto de la figura presidencial como de los funcionarios de primer nivel del gabinete federal, aunque esto podría traer también dificultades que deberá sortear el nuevo gobernador.