La vivienda, el motor de la economía
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La vivienda, el motor de la economía

COMPARTIR

···

La vivienda, el motor de la economía

Es frecuente escuchar a los políticos de ambos lados de la frontera decir que si le va bien a la industria de la vivienda, también le va bien a la economía.

Opinión MTY MUNDO INMOBILIARIO Jorge Paredes Guerra
12/06/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Jorge Paredes GuerraFuente: Cortesía

A lo largo de la primera mitad del Siglo XX, el motor de la economía en Estados Unidos era la industria automotriz. Después de la Segunda Guerra Mundial, en el año de 1953, en una sesión del Congreso de los Estados Unidos le preguntaron a Charlie Wilson, Secretario de Defensa y quien había sido Director Ejecutivo de la General Motors, que si había un conflicto de intereses entre su trayectoria de empresario y sus deberes públicos a lo que respondió: “Lo que es bueno para los Estados Unidos lo es también para la General Motors, y lo que es bueno para la General Motors lo es también para la economía”.

Pero poco a poco durante la segunda mitad del Siglo XX fue ganando terreno la industria de la vivienda, y actualmente es el principal motor de la economía y por lo que ahora es frecuente escuchar a los políticos de ambos lados de la frontera decir que “si le va bien a la industria de la vivienda, también le va bien a la economía”.

Las dos industrias tienen el común denominador que el principal factor que las impulsa o las frena a ambas, es el costo y la disponibilidad de dinero. En México, la Canadevi juega un papel clave en el desarrollo de la vivienda, debido a ello los más de mil empresarios asociados en las 32 entidades del país están inquietos por el desenlace del proceso electoral del primero de julio.

Fue por ello que convocaron a los coordinadores del sector de la vivienda de los tres candidatos principales. Como representante de Jose Antonio Meade fue Jose Luis Romero Hicks, quien señaló que hace falta duplicar la colocación de vivienda en el país para abatir el rezago.

Por parte de Ricardo Anaya Cortez, estuvo presente Víctor Manuel Borrás, quién destacó que es necesario aumentar la capacidad de compra a través de una combinación del Ingreso Básico Universal (IBU), el incremento salarial, el subsidio modernizado y la integración del sistema de pensiones.

Y finalmente, por parte de Andrés Manuel López Obrador, quien es el puntero en todas las encuestas, estuvo Román Meyer Falcón, quien enfatizó que el derecho a la vivienda conforma un elemento central de la Administración Pública, por lo que consideran que la política territorial forma parte de la estrategia de seguridad nacional.

En dicha reunión acordaron los miembros de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, reunirse con el equipo de quien resulte el ganador en los próximas elecciones presidenciales del primero de julio para que se trabaje de manera conjunta durante el periodo de transición con el fin de contribuir a la elaboración de las políticas públicas que favorezcan la colocación de vivienda, y que se reduzca el déficit que actualmente existe.

Lo más importante para todos los ciudadanos mexicanos y para los que participamos en el sector inmobiliario es que una vez que cumplamos con nuestra obligación de votar y que sea cual fuere el candidato ganador, busquemos todos unirnos y apoyarlo para que impulsando nuestro sector pueda reducirse la lacerante pobreza en que se encuentran los más de 60 millones de compatriotas.

El autor es experto del sector inmobiliario en México. Es presidente de la firma de bienes raíces líder en el País, Realty World México, y presidió la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (FIABCI) en 2014, 2015 y 2016. Capítulo México.

Opine usted: jorge@realtyworld.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.