Monterrey

La Rentabilidad Inmobiliaria

OPINIÓN. Cuando andamos buscando optimizar los retornos mensuales y obtener ingresos inmediatos a veces los inversionistas o desarrolladores nos ofrecen locales o naves industriales ya rentados.
MUNDO INMOBILIARIO
Jorge Paredes Guerra
jorge@realtyworld.com.mx
28 febrero 2017 9:47 Última actualización 28 febrero 2017 9:47
Jorge Paredes Guerra, presidente del Realty World México.

Jorge Paredes Guerra, presidente del Realty World México.

La finalidad de toda inversión inmobiliaria es la rentabilidad. Pero para encontrar la mejor inversión en bienes raíces creo que en estos tiempos complicados para nuestra economía nacional así como complejos para nuestro principal motor de nuestra economía que son nuestros vecinos los Estados Unidos de Norteamérica, no es tarea fácil.

En primer lugar depende mucho la mejor inversión para quien es, si es una pareja de recién casados pudiera ser comprar una casa cerca de sus trabajos, familiares y amigos. Eso redundaría en mayor productividad en sus empleos o negocios y ahorros significativos en los gastos de transporte.

Si es una familia con hijos en edad escolar sería muy importante elegir una vivienda cerca de los centros educativos en los que desean inscribir a sus hijos. Pero cuando ya han resuelto lo anterior y buscan la mejor opción de inversión se encuentran con una variedad de alternativas para invertir. Los terrenos pueden generar los mejores rendimientos aunque no los tengamos rentados. La razón es que las plusvalías por los crecimientos urbanos de las ciudades nos generaran grandes retornos sobre la inversión original, y si están rentados pues claramente con mayor razón.

Pero también se pueden obtener las mejores rentabilidades invirtiendo en los locales comerciales y las bodegas de almacenamiento o naves industriales. Si los compramos en preventa, en teoría debemos recibir mayor retorno sobre la inversión, pero hay que esperar que concluya la construcción y la entrega para poder disponer de ellos para rentar, que puede variar desde 6 meses hasta 24 meses. Pero la oferta y la demanda, es decir, el mercado, es quien nos determina el retorno que puede oscilar entre un 6 por ciento y hasta un 12 por ciento anual.

Cuando andamos buscando optimizar los retornos mensuales y obtener ingresos inmediatos a veces los inversionistas o desarrolladores nos ofrecen locales o naves industriales ya rentados. En los Estados Unidos éstas propiedades se conocen como “Income Producing Properties” (IPP) y aquí en nuestro país algunas empresas de bienes raíces manejan dentro de su cartera de propiedades disponibles en venta algunas que se originan en el esquema llamado “Sale & Lease-back”, es decir, “te vendo y te rento”; en este caso el empresario busca una fuente de financiamiento más económica, hacer deducible la renta e incrementar su capital de trabajo para proyectos de expansión.

Por lo anterior, éste último caso resulta muy atractivo para los inversionistas porque empiezan a generar rendimientos inmediatamente y generalmente son muy atractivos oscilando entre un 8 y un 12 por ciento anual.

Existen una serie de elementos que debemos tomar en cuenta en estas inversiones como lo es la ubicación, los años de construido, el plazo de arrendamiento, la solvencia del fiador y los costos de mantenimiento del inmueble, entre otros, por lo que es importante la orientación y la asesoría de los profesionales en el ramo.

El autor es experto del sector inmobiliario en México. Es presidente de la firma de bienes raíces líder en el País, Realty World México, y preside además la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias, FIABCI, Capítulo México.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.