Monterrey

La relación entre los precios del petróleo y las exportaciones automotrices de México

OPINIÓN. Bajo un escenario en el que el precio del WTI alcance un promedio de 37 dólares por barril durante la primera mitad del 2016, se espera que las exportaciones de autos ligeros retrocedan 3 por ciento con respecto a los datos del año pasado.
ENTORNO 
MACRO-
ECONÓMICO

GABRIELA
SILLER
14 abril 2016 9:40 Última actualización 14 abril 2016 9:51
Gabriela Siller

Gabriela Siller

A partir de noviembre de 2014, los precios de los hidrocarburos se han visto presionados a la baja, como consecuencia de la estrategia de lo principales productores de petróleo del mundo de inundar a los mercados internacionales. Así como un incremento en el precio del petróleo tiende a disminuir el ingreso disponible de las familias, obligándolas a disminuir el gasto en otros bienes y servicios, una caída en el precio del crudo permite que los productos derivados del mismo bajen de precio, situación que a la vez termina elevando el ingreso disponible de las familiar y por lo tanto, elevando su poder adquisitivo y modificando (en algunos casos) las decisiones de consumo.

Por el lado del consumo de bienes durables, tales como los automotrices, las decisiones de consumo se ven modificadas por dos factores. El primero es el efecto que tienen los precios de los hidrocarburos sobre la economía real, a través del ingreso disponible, el consumo de las familias, el mercado laboral, entre otros. El segundo, es el efecto sobre la decisión de consumo de automóviles por su grado de eficiencia en el consumo de gasolina por kilómetro. Cabe agregar que una caída en el precio de la gasolina, podría incentivar un cambio en la estructura de consumo, al incrementar la demanda por automóviles más grandes o menos eficientes.

De acuerdo con la AMIA, más del 70 por ciento de los autos mexicanos que se exportan están dirigidos al mercado estadounidense, adicionalmente con información de Global Atlas, EU es el principal importador de las 11 principales autopartes producidas en México (para la fabricación de autos) que representan el 87 por ciento del total de autopartes producidas en México.

Para identificar el efecto de una caída en el precio de los hidrocarburos sobre las exportaciones mexicanas y por ende sobre la producción, es necesario analizar el efecto de una caída en el precio del petróleo sobre el consumo de automóviles y sus autopartes en Estados Unidos.
Empleando un modelo econométrico (VAR), se encontró que las exportaciones de autos de México si responden de manera inmediata a movimientos en el precio del petróleo, ya que son muy sensibles a los cambios en el consumo e ingresos personales de Estados Unidos.

Por otro lado, las exportaciones de autopartes se ven afectadas indirectamente por variaciones en el precio del petróleo, a través de las exportaciones de automóviles ligeros. De forma más específica: un incremento de 1 por ciento en el precio del WTI se asocia con una disminución de 0.2 por ciento en las exportaciones de automóviles de México a EU, observándose un incremento de las exportaciones ante una caída en el precio del WTI. Mientras tanto, una variación de 1 por ciento en las exportaciones automotrices mueve en el mismo sentido 1.02 por ciento las exportaciones de autopartes.

Al día de hoy el promedio del WTI en el año se ubica en 34 dólares por barril. Bajo un escenario en el que el precio del WTI alcance un promedio de 37 dólares por barril durante la primera mitad del 2016, se espera que las exportaciones de autos ligeros retrocedan 3 por ciento con respecto a los datos del año pasado, esto sin considerar otros efectos como una desaceleración de la demanda por exportaciones estadounidenses y su impacto sobre el crecimiento a consecuencia de la apreciación del dólar.

* La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.