La recuperación de Vapores en las ES y la protección de la salud y del medio ambiente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La recuperación de Vapores en las ES y la protección de la salud y del medio ambiente

COMPARTIR

···

La recuperación de Vapores en las ES y la protección de la salud y del medio ambiente

La emisión de COV tiene serias repercusiones en la salud como conjuntivitis ocular; dolor de cabeza, vértigo, náuseas, vómito, diarrea y pérdida de la memoria.

Opinión MTY S-TRUCTURA ENERGETICALuis González Villarreal
05/07/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Luis González VillarrealFuente: Cortesía

Estimado lector, en esta ocasión le comparto que todas las las Estaciones de Servicio (ES) o gasolineras, en México y el mundo, emiten vapores cada vez que sus fosas de almacenamiento son suministradas de combustible, al igual que cuando se cargan de gasolina o diésel a nuestros automóviles, y al momento de ingresar la gasolina al tanque, en la misma proporción, estos vapores salen y se van al medio ambiente.

Según la NOM 004 ASEA 2017 (Norma Oficial Mexicana), estos vapores que son emitidos en las ES para el expendió al público de gasolinas emiten Compuestos Orgánicos Volátiles (conocidos como COV), los cuales son precursores de ozono troposférico, un gas incoloro y muy irritante creado por reacciones fotoquímicas por la quema de combustible, vapores de gasolina y solventes químicos.

En base a esta NOM, la emisión de COV tiene serias repercusiones en la salud como conjuntivitis ocular; dolor de cabeza, vértigo, náuseas, vómito, diarrea y pérdida de la memoria. En los casos más severos, existiría daño hepático, renal, pulmonar e incluso cáncer.

La NOM menciona que se pueden provocar importantes daños a la salud humana, y que en adultos y niños sanos puede afectar la función pulmonar, ocasionando neumonía y bronquitis; y que en personas asmáticas y personas con enfermedades respiratorias se incrementa el número de ingresos hospitalarios. Esto, sin considerar la afectación a los ecosistemas.

Para evitar que los vapores lleguen al medio ambiente y que afecten a los seres humanos en la ES existen los sistemas de recuperación de vapores.

La NOM indica que las ES para expendio al público de gasolinas deben de instalar los equipos de recuperación de vapores, teniendo un plazo de un año a partir de la fecha publicada en esta reglamentación en algunos municipios de los siguientes lugares: la Zona Metropolitana de Guadalajara; la Zona Metropolitana de Monterrey; la Zona Metropolitana del Valle de México; y los estados de: Veracruz, Guanajuato, Hidalgo, EDOMEX, Tamaulipas, Chihuahua y Baja California.

Ante esta situación, estimado lector, podemos simplificar y decir le que existen dos fases de recuperación de vapores, la FASE l Y FASE ll.

La Fase I es la descarga del Auto tanque (pipa) al tanque de almacenamiento de la ES para expendio de gasolinas; y la Fase II es del tanque de almacenamiento de la ES para expendio de gasolinas al tanque del vehículo automotor.

Según la EPA (United States Environmental Protection Agency, por sus siglas en inglés) desde el 2000, la mayoría de los vehículos a gasolina y de servicio pesado, han sido equipados con Sistemas de Recuperación de Vapores de Reabastecimiento a Bordo (ORVR), recipientes de carbono instalados en los autos para capturar los vapores de combustible evacuados del tanque de gasolina, antes de que lleguen a la boquilla de una bomba de gasolina, así los vapores de combustible capturados en los recipientes de carbón son quemados en el motor cuando el auto está en funcionamiento.

La fase de entrada de los controles ORVR han eliminado la necesidad de los sistemas de recuperación de la Fase II. Lo relevante de esto es que hay que verificar si los autos en México también cuentan con el sistema ORVR.

La implementación de los sistemas de recuperación de vapores es necesaria para el cuidado de la salud, pero es importante verificar el no instalar equipos que no son necesarios, gracias a los cambios realizados en la industria automotriz, y que esto no genere un gasto innecesario para las ES en la fase ll, al instalar un sistema que es innecesario.

Estimado lector ¿Qué opina usted de la instalación de las dos fases? Esta pregunta surge al considerar que ahora con los precios libres de los combustibles todos los costos de las instalaciones de nuevos equipos, que promedian 700 mil pesos por ES, en alrededor de las tres mil que existen en todo el país se verán reflejados en el precio final que pagamos los usuarios finales de las gasolinas. Y aquí le hago otra pregunta de cierre: ¿Estaría usted dispuesto a pagar más por la gasolina?.

Gracias ¡Hasta la próxima!

El autor es CEO de Petroland, importadora y comercializadora de combustibles en México desde Refinerías y Terminales de Texas; ex Director General de Franquicias de Pemex y constructor de Estaciones de Servicio (ES). Miembro del Petroleum Equipment Institute y del National Associaton of Convenience Stores (PEI/NACS) y Consultor en temas de Energía.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.