Monterrey

La producción industrial continúa cayendo

Para el 2017 se espera un menor dinamismo del sector industrial como resultado de una mayor volatilidad financiera.
VISIÓN ECONÓMICA

JESÚS GARZA
​gsiller@bancobase.com
15 diciembre 2016 16:33 Última actualización 15 diciembre 2016 16:37
Jesús Garza

Jesús Garza

Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó las cifras de la producción industrial para el mes de octubre. La producción industrial cayó 1.4 por ciento en su comparativo anual, influenciada por la disminución del sector
manufacturero en 0.6 por ciento, y por la fuerte contracción del sector de la minería (que incluye la producción de crudo) en 9 por ciento.

Si bien el componente del sector de la construcción aumentó 2.5 por ciento anual, destaca la fuerte contracción de la construcción en obras de ingeniería civil (las relacionadas con el gasto en infraestructura pública) en 15.3 por ciento anual. En lo que va del año (enero-octubre) la producción industrial registra una contracción de 0.1 por ciento anual.

¿Qué podemos esperar hacia futuro? Analicemos cada uno de los componentes de la producción industrial.

El sector manufacturero ha decepcionado a lo largo del año aún y con la desvalorización de la moneda. Ello como resultado de un dólar más fuerte y una menor demanda global de bienes manufacturados
estadounidenses. Recordemos que las exportaciones intermedias de bienes manufacturados mexicanos están muy ligadas a la producción industrial del vecino país.

Si bien se observa cierta recuperación en la producción manufacturera en los últimos tres meses, sobretodo de bienes finales (la producción manufacturera creció 2.4 por ciento en su comparativo trimestral
anualizado), la incertidumbre sobre la política comercial con los Estados Unidos probablemente retrasará proyectos de inversión en el sector.

Por otro lado, el sector de la minería registró su vigésima novena contracción consecutiva. Ello como resultado de una menor plataforma de producción de Pemex. Los recortes al gasto público anunciados por la Secretaría de Hacienda continúan perjudicando a los proyectos de inversión de Pemex.

Además, México ha anunciado que reducirá su producción en 100 mil barriles de petróleo diarios, como consecuencia de la reunión con los países exportadores de petróleo con el fin de incrementar los precios del crudo. Por el lado positivo, mayores precios de mezcla mexicana
incrementarían los ingresos federales.

Si bien el sector de la construcción continúa creciendo, ello es el resultado del componente de edificación principalmente (aumentó 6.9 por ciento anual). Es decir, de proyectos privados en su mayoría. Si
analizamos el componente de construcción de obras de ingeniería civil, se observa una contracción de 8.6 por ciento anual de enero a octubre. Esta tendencia seguirá el próximo año ya que gran parte del ajuste fiscal del gobierno federal está impactando a este rubro. En un entorno
de alza de tasas de interés esperemos una disminución en la inversión de proyectos de construcción.

Así, la producción industrial continúa cayendo y el panorama para el futuro próximo no es nada alentador. Para el 2017 se espera un menor dinamismo del sector industrial como resultado de una mayor volatilidad financiera, de políticas proteccionistas en los Estados Unidos, y un
menor flujo de inversiones hacia el país.

* El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en
el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.