La OEA en NL
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La OEA en NL

COMPARTIR

···

La OEA en NL

La visita de este organismo a Monterrey nos dejó buen sabor de boca. Escuchamos a tres regios que ya hacen algo por nuestra sociedad, nos abrió puertas para avanzar y rutas para explorar.

Opinión MTY La Propia Política Sara Lozano
16/05/2018
Placeholder block
Sara LozanoFuente: Cortesía

El lunes pasado la Organización de Estados Americanos visitó Monterrey para hablar sobre la Observación Electoral (OE). De las conversaciones concluyo que, sea nacional o internacional, la OE es una función ciudadana que disuade el delito pero también puede sumar mejoras al sistema político y electoral. A nivel país, nos falta participación y, por lo mismo, posibilidades para influir. A nivel internacional, la OEA lleva buena ventaja y con buenos resultados.

La primera Misión de Observación Electoral de la OEA (MOE) fue en febrero de 1964. Entre 1997 y 2015, la Havard Kennedy School hizo una investigación escrupulosa sobre las recomendaciones que se hicieron a los diferentes países de la región. El resultado mostró que más del 50 por ciento de lo que sugirieron las MOE’ s fue atendido –o está siendo atendido- por los países visitados. Los cambios en los sistemas electorales tardan hasta cuatro años cuando se trata de cambios en las leyes. Esto es un gran mérito, además con potencial de ser replicado en regiones más pequeñas. Por supuesto, pienso en NL. Otro regalo es que hay una forma sistematizada para recopilar información específica que al juntarla da forma a argumentos que generan cambios, y todo está disponible en la página www.oea.org

Entonces es cosa de coordinar las voluntades de quienes quieren lograr un cambio, atendiendo dos momentos: 1) para este 1° de julio hay que acreditarse como OE, esto es antes del 31 de mayo; y 2) en agosto habrá que coordinarnos, después del furor de las elecciones y con miras a ser una sociedad ciudadanizada en 2021. Usar esos dos años para sensibilizarnos, conocer el sistema, analizar sus variables y llegar a ser una sociedad vigilante, empezando a tiempo, con el nuevo proceso electoral. Esto será, si no hay reforma, en octubre de 2020.

Esta visita también sacó a la luz a personas con experiencia en la OE: una joven que ha involucrado a otros jóvenes, un académico que exploró la OE como taller para politizar a sus grupos y la directora de una asociación civil que usa la figura de la OE para cumplir sus objetivos.

Y sucedió una epifanía a través de sus ponencias, poco hablaron del “por qué” y se enfocaron en el “para qué” de la observación electoral. Es sutil pero profundo. El por qué atiende a las razones por las que la observación electoral -o cualquier otro tema- existe, tiene utilidad o se necesita. Cuando se atiende el para qué existe, para qué se usa o para qué se necesita, las respuestas arrojan más propuestas que justificaciones. Y atendiendo los “para qué” estas tres personas aportaron -y aportan- valor a nuestra sociedad.

La visita de la OEA a Monterrey nos dejó buen sabor de boca. Escuchamos a tres regios que ya hacen algo por nuestra sociedad, nos abrió puertas para avanzar y algunas rutas para explorar. Es cosa que decidamos empezar a caminar.

La autora es Consejera Electoral en el estado de NuevoLeón y promotora del cambio cultura a través de la Educación Cívica y la Participación Ciudadana.

Opine usted: loalsara@yhoo.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.