Monterrey

La lección económica de la elección: Los mercados le temen a la izquierda

OPINIÓN. Preocupa entonces, que rumbo al 2018, ante cualquier encuesta que revele que AMLO vaya a la cabeza en las preferencias electorales, los mercados financieros empiecen a castigar al tipo de cambio, y la inversión privada, tanto nacional como extranjera, adopte una actitud de cautela, en perjuicio de la economía del país, sin siquiera haber ganado AMLO la elección ni haberse sentado en la silla!!!
COMENTARIO ECONÓMICO
Marco A. Pérez Valtier
mperezv@perezgongora.com
07 junio 2017 9:43 Última actualización 07 junio 2017 10:30
Marco A. Pérez Valter, especialista en estudios económicos y de finanzas públicas.

Marco A. Pérez Valter, especialista en estudios económicos y de finanzas públicas.

Como sabemos, el tipo de cambio del Peso frente al Dólar norteamericano se fortaleció de manera importante después de las elecciones del pasado domingo, cerrando el pasado lunes a una paridad de 18.36 pesos por dólar, su mejor nivel desde el mes de septiembre del año pasado, recuperando por completo el efecto devaluatorio asociado al triunfo del Presidente Trump.

En lo personal, me preocupa que los mercados financieros presenten un elevado grado de “volatilidad”, más si esta volatilidad está asociada a factores políticos y a percepciones y expectativas que no tienen un sustento económico real.

En materia económica, las “expectativas” son incluso más importantes que lo ocurrido en el pasado reciente para normar y definir las decisiones de los agentes económicos, y ésta es precisamente la lección que nos está mostrando la pasada elección, que los mercados financieros estaban temerosos de un eventual triunfo de la Izquierda en las pasadas elecciones, y reaccionaron positivamente al conocerse los resultados preliminares favorables a los candidatos del PRI, principalmente en el Estado de México, entidad federativa crucial para las elecciones federales del 2018.

Personalmente percibí que en estas elecciones, hubo una intensa campaña mediática en contra del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, (AMLO), en el sentido de que un triunfo de este partido político en el Estado de México le pavimentaría el camino a AMLO rumbo a la Presidencia de la República, y que esto condenaría a México a seguir los pasos de Venezuela.

Si bien es entendible que haya algunos ciudadanos que compren esta idea, lo preocupante es que los “mercados” también la avalen, ya que supuestamente hay más profesionalismo y más información alrededor de los mercados financieros, lo que podría incluso generar sospecha de alguna “manipulación” al respecto.

Personalmente he leído la plataforma y las propuestas que presenta AMLO en su libro “2018 La Salida” y no encuentro propuestas de corte populistas como las adoptadas por Hugo Chávez en Venezuela, y si bien las cuentas en materia de finanzas públicas no cuadran del todo, tampoco percibo un riesgo evidente de una crisis financiera gubernamental.

Por otro lado, la actuación de AMLO al frente del gobierno de la hoy Ciudad de México, con sus fallas y sus aciertos, tampoco revela una actuación motivo de preocupación para la estabilidad económica y social del País, por lo que en el fondo, lo único de percibo es una animadversión a la “Izquierda”, en este caso personificada en Andrés Manuel.

Los detractores de la “Izquierda” deben estar ahora más preocupados que antes de la elección, si consideran una eventual alianza del PRD con Morena, por lo que es de esperar que se refuerce entonces el ataque.

Preocupa entonces, que rumbo al 2018, ante cualquier encuesta que revele que AMLO vaya a la cabeza en las preferencias electorales, los mercados financieros empiecen a castigar al tipo de cambio, y la inversión privada, tanto nacional como extranjera, adopte una actitud de cautela, en perjuicio de la economía del País, sin siquiera haber ganado AMLO la elección ni haberse sentado en la silla!!!

Hoy más que nunca, se requiere que los diferentes partidos políticos divulguen y debatan con suficiente apertura, sus proyectos económicos y de Nación, rumbo al 2018, lo que ciertamente evitaría manipulaciones y ayudaría a reducir la volatilidad de los mercados, en beneficio de la economía del País.

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzaspúblicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.