Monterrey

La inversión en construcción sigue
cayendo

Opinión.      Es muy probable que el Banco de México continúe subiendo la tasa de interés objetivo ante una mayor volatilidad cambiaria.
VISIÓN ECONÓMICA

JESÚS GARZA
​jgarzagg@gmail.com
08 diciembre 2016 10:13 Última actualización 08 diciembre 2016 10:14
Jesús Garza

Jesús Garza

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), publicó esta semana las cifras de la inversión fija bruta para el mes de septiembre. Este rubro creció apenas 0.7 por ciento anual en septiembre, muy por debajo del crecimiento reportado en el mismo mes del año pasado (5.5 por ciento).

Al interior se observa un aumento de la inversión doméstica en maquinaria y equipo de 13.2 por ciento anual, y de la inversión de maquinaria y equipo importado de 2.4 por ciento anual. En contraste, la inversión en construcción cayó 2.6 por ciento anual, impulsada
por la fuerte contracción de 5.8 por ciento anual de la construcción no residencial (la relacionada con infraestructura y obras públicas).

Este rubro registró su dieciseisava caída mensual consecutiva. Lo anterior es reflejo de los recortes fiscales del gobierno federal que continúan afectando la inversión en proyectos de infraestructura y de inversión de Pemex. En lo que va del año (enero a septiembre) la inversión no residencial reporta una disminución de 3.9 por ciento anual
(comparado con un aumento de 2.2 por ciento en el mismo periodo de 2015).

Para conocer mejor la tendencia de la inversión analicemos las cifras
ajustadas por estacionalidad. En el tercer trimestre del año, la inversión
en el sector de la construcción reportó una caída de 8.5 por ciento con
cifras trimestrales anualizadas. Ello como resultado principalmente de la
fuerte desaceleración de la inversión en construcción no residencial, la
cual se contrajo 11.7 por ciento en su misma comparación.

Hacia adelante el panorama no es nada alentador. Los ajustes fiscales
que anunció el gobierno federal seguirán impactando a la inversión en
obra pública. No solo eso, sino que el recorte afecta también a la inversión en proyectos de extracción de crudo e infraestructura de Pemex. Esto en un contexto donde la plataforma de producción de petróleo continúa cayendo, y la producción adicional esperada por la reforma energética será más gradual de lo anticipado.

Por otro lado, es muy probable que el Banco de México continúe subiendo la tasa de interés objetivo ante una mayor volatilidad cambiaria. De hecho, se anticipa que la autoridad monetaria replique el aumento de la tasa de interés objetivo de la Reserva Federal en al
menos 25 puntos base este mes. El ciclo de alza de tasas no son buenas noticias para la inversión al encarecer el costo del crédito y desincentivar la inversión privada. Si a ello le añadimos la reciente
desvalorización de la moneda y su posible impacto sobre la inversión en
maquinaria y equipo importado, tenemos todos los indicadores necesarios para esperar que la inversión presente un desempeño negativo.

* El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.