Monterrey

La inflación provocará un aumento de tasas

OPINIÓN. A la par que los precios nacionales, la inflación en la ciudad de Monterrey se ubicó en un nivel alto, 5.5 por ciento en abril (su nivel más alto desde noviembre 2009).
VISIÓN ECONÓMICA
Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
11 mayo 2017 9:4 Última actualización 11 mayo 2017 9:30
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó esta semana la inflación para el mes de abril. La cual se ubicó en 5.8 por ciento, su mayor nivel desde mayo 2009. Ello se debió principalmente por aceleración en los precios del componente no subyacente (los precios más volátiles), destacando el incremento en los precios energéticos (+15.9 por ciento).

El incremento a inicios del año de los precios de las gasolinas continúa afectando a la inflación. Además de ello, el aumento en los precios de ciertos productos agrícolas está incidiendo en una mayor inflación. El tomate, el pollo, las loncherías y el aguacate son los productos que más incidieron a la inflación mensual en abril.

A la par que los precios nacionales, la inflación en la ciudad de Monterrey se ubicó en un nivel alto, 5.5 por ciento en abril (su nivel más alto desde noviembre 2009).

Por otro lado, la inflación subyacente, que incluye los componentes de servicios y mercancías, se mantiene en niveles por encima de la meta del Banco de México (3 por ciento).

La inflación de las mercancías se ubicó en 6 por ciento mientras que la de los servicios registró una inflación de 3.6 por ciento. El primer componente es un claro reflejo de la contaminación por la desvalorización del tipo de cambio hacia los precios finales. Si bien el tipo de cambio se ha apreciado este año, la depreciación observada el año pasado comienza a reflejarse en mayores precios en estos momentos, ya que dicho proceso tiene un rezago en el impacto hacia los precios al consumidor (por ejemplo, por el uso de inventarios). En contraste, la inflación de los servicios ha evolucionado de manera favorable, destacando la caída en los precios relacionados con los servicios telefónicos.

La inflación de abril debe tener preocupado al Banco de México que muy probablemente subirá la tasa de interés objetivo este mes. La inflación permanece en niveles altos en un contexto donde la moneda se ha apreciado (de enero a mayo) y donde la economía ha mostrado un mejor dinamismo al esperado. Según el indicador oportuno del INEGI, el PIB crecerá 2.5 por ciento anual en el primer trimestre del año (muy por encima de los pronósticos de los analistas).

El sector manufacturero ha mostrado un mejor desempeño, mientras que el sector de los servicios continúa creciendo a tasas sólidas, aun con el repunte en la inflación.

Tomando en cuenta estos factores, el Banco de México tendrá más argumentos para sustentar un nuevo incremento en la tasa de interés de 25 puntos base en su próxima reunión.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.