La delincuencia en tiempos de elecciones y el alto nivel de discusión
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La delincuencia en tiempos de elecciones y el alto nivel de discusión

COMPARTIR

···

La delincuencia en tiempos de elecciones y el alto nivel de discusión

Hoy, los líderes empresariales están preocupados porque la violencia parece regresar a los peores niveles que se dieron en el pasado.

Opinión MTY Desde Texas... Javier Amieva
12/03/2018
Actualización 12/03/2018 - 9:52
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Javier AmievaFuente: Cortesía

La tragedia de la delincuencia y la violencia en México, empieza a llegar a niveles que dañarán el turismo, las condiciones de la productividad, el comercio internacional, la logística y las inversiones. Esto podría acarrear un círculo vicioso más peligroso que lo que ha pasado en Venezuela o en países de África; por más que los candidatos y sus operadores; y los de las mafias políticas traten de negarlo.

Cuando se habla de que se pudiera llegar a los niveles de problemática como Venezuela, Colombia y países africanos como El Congo o Nigeria, no queremos comparar regímenes políticos y facinerosos agazapados, los que queremos es dimensionar el grado real de peligro.

Hoy, los líderes empresariales están preocupados porque la violencia parece regresar a los peores niveles que se dieron en el pasado, ya que en casi todos los frentes, 2017 fue un año catastrófico para el crimen en México y en el 2018 las cantidades de homicidios, son más altas que la de los peores años de la guerra contra el narcotráfico, para defender el consumo de narco-adictos en la Unión Americana.

Los delitos, desde el asesinato hasta el robo, la extorsión y el secuestro, están aumentando y lamentablemente no hay quien prometa acabarlos; el mejor plan ofertado es el de otorgar perdón y amnistía a todos los delincuentes y ofrecerles una segunda oportunidad, pero no para que se reintegren a la sociedad, no, sino para que además de que otorguen sus votos y los de sus seguidores, sean diputados, senadores o funcionarios de Gobierno.

En México, describe con detalle Financial Times, en Europa y en Estados Unidos (EU), a medida que la crisis de seguridad se extiende a casi todos los estados, los legisladores en diciembre pasado consagraron el papel del ejército durante una década en la vigilancia y lucha contra el crimen en una controvertida ley.

Los críticos, incluido Zeid Ra’ad al Hussein, jefe de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), calificaron la ley de ambigua y abierta al abuso.

Para Erik Seiersen, Director de Diageo México, y otros líderes empresariales, que utilizan las carreteras y la red ferroviaria para transportar mercancías por valor de millones de dólares cada día, la crisis de seguridad es una pesadilla logística y una costosa bofetada después de todas sus inversiones en la economía número dos -México- de América Latina. Ya se volvió demasiado arriesgado trasladar mercancías por ferrocarril cuando los ladrones detuvieron cargas de alcohol, televisores, iPhones y otros bienes de consumo de alto valor y levantaron barricadas para mantener a raya a la policía.

Muchas empresas cambiaron a mitad de año al transporte por carretera para tratar de llevar sus productos al mercado intactos, pero a un precio más alto: “Cuando cambias a los camiones, hay un gran aumento en los costos”, dijo Seiersen a Financial Times.

Agregó que a finales del 2017 empresas que exportaban o importaban por Veracruz intentaron organizar grandes convoyes por seguridad numérica en una ruta clave, entre la ciudad de Puebla y el puerto de Veracruz, “las cosas se pusieron tan mal que ya no era una probabilidad de que te pegaran, era un simple hecho”.

Gustavo Mohar, ex subsecretario del Ministerio del Interior, advierte que, “esta [crisis] no ha llegado a su punto máximo. Si no se toman medidas consistentes, drásticas y permanentes, seguirán creciendo”.

Enrique Guerrero, un analista de seguridad, opina que, “la Fuerza Civil, -publica el Financial Times-, una rara historia de éxito policial ubicada en el centro productivo del Noreste de México, Nuevo León, ha sufrido una gran deserción, un debilitamiento progresivo y violencia. Los niveles -de violencia -han comenzado a subir nuevamente”.

Hoy, es mi opinión que con la temática de terminar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte –TLCAN/NAFTA-, las elecciones que amenazan ubicar delincuentes como funcionarios oficiales de gobierno y perdonar a asesinos y traficantes y con la Guerra Comercial que el señor Trump pretende ganar, el destino político, comercial y turístico de México se ve terrible.

¿Para Usted estimado lector cual sería la solución?

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos. Opine usted: javier.amieva@hispanicinternational.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.