Monterrey

Kia supera meta de ventas; prevé que 2017 sea similar

Al cierre de noviembre logró colocar 53 mil unidades.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
12 diciembre 2016 9:35 Última actualización 12 diciembre 2016 9:38
Proyecto

Será durante el primer trimestre del próximo año cuando se comience a fabricar el modelo Río, desde Pesquería, N.L.

Kia Motors prevé superar durante 2017 la meta de ventas de vehículos
de este año, que era de 40 mil unidades, dijo Victor Alemán Soto,
Gerente de Relaciones Públicas
de Kia Motors México.

Mencionó que esto se lograría gracias a la nueva versión de su modelo Forte y la producción del modelo Kia, que comenzará a fabricarse
durante el primer trimestre del próximo año.

“La meta de ventas de este año era de 40 mil unidades, pero al cierre
de noviembre llevamos 53 mil.

Hay mucha demanda y con el Río, que se va a comenzar a construir
en Pesquería en el primer trimestre del año, será un empuje interesante de las ventas (…) con la nueva gama del Forte y el Río creo
que podemos llegar por lo menos a ese mismo nivel. Mucho va a tener
que ver en qué nivel cierra este año para poder tomar una estimación
para el siguiente”, mencionó.

Alemán señaló que aún no tienen certeza del impacto que podría tener en el sector automotriz nacional y mundial el incremento en las tasas de interés y una potencial modificación al Tratado de Libre Comercio que pretende hacer el nuevo gobierno de Estados Unidos.

“Río y Forte van a ser de los modelos más vendidos en México; esos coches están un poco blindados porque están hechos en el país, como son los de mayor volumen en realidad no va a ser tanto el impacto. El impacto sería en las marcas que importen la totalidad de sus productos, los premium o que son producidos en otros países.

“Hasta ahorita creo que el volumen de ventas, la aceptación y los planes de financiamiento que hay en la compañía te pueden asegurar que salgamos bien librados de esa turbulencia”, señaló el directivo.

Alemán Soto también mencionó que la política económica que pretende
implementar el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump en relación a imponer aranceles a productos estadounidenses generados en otros países, perjudicaría a los propios ciudadanos ya que se elevarían los precios de todo producto que haya sido manufacturado
fuera de ese país, no solo para la industria automotriz.

“Ahorita todo es especulación porque no hay nada escrito, no hay nada fijo, ahorita cualquier político puede decir algo y en realidad no sabemos qué vayan a hacer. Casi todas las marcas que están e México llegan para surtir al mercado estadounidense, creo que va a ser difícil mover algo tan drástico o radical (como las modificaciones al TLC), por lo menos sin un periodo gradual, para llegar a equis arancel.

“La consecuencia de eso es que va a elevar los productos en Estados
Unidos, no solo automotrices, sino de todo lo que sea manufacturado
fuera de ese país”.

Aseguró que cada vez más están integrando proveedores locales o
regionales a la cadena de valor, y esto no se había dado debido a que
los que actualmente están operando no estaban dedicados a abastecer
a ensambladoras de autos ligeros.

“Si bien es cierto que nos criticaban porque no comprábamos insumos locales o regionales, la realidad es que no se podría comprar más porque los proveedores locales estaban dedicados a la producción de vehículos diferente a lo de nosotros. Producían camiones, camionetas, equipo pesado y esos componentes no son utilizables en lo que nosotros hacemos”, dijo.

Aseguró que a la fecha el 97 por ciento del personal es de origen
mexicano, el resto es coreano o de otras nacionalidades.