Monterrey

Inyectan certidumbre a inversionistas

OPINIÓN. Con respecto a México, tendremos algunos arranques de obras particularmente de la red de gasoductos, como el marino sur Texas – Tuxpan que ya tendrá su adjudicación y que es una obra que llama la atención internacional.
APUNTES

DAVID
DORANTES
14 junio 2016 9:49 Última actualización 14 junio 2016 9:51
Etiquetas
David Dorantes

David Dorantes

Como bien le refería la semana pasada estimado lector en este mismo espacio editorial, el cabildeo para movilizar a los inversionistas energéticos hacia el mercado en México se había detenido o contenido por las campañas políticas, acto proseguido por la muy álgida contienda–todavía- interna en Estados Unidos; empero que hasta el momento siguen los empresarios actuando con cautela. Parte de esta realidad es que los gestores o lobistas se mueven en dos estilos, el de visión cortoplacista que promueve las inversiones dependiendo a los ciclos mercantiles y el otro el de análisis en base a evidencias para tener un índice a largo plazo; el primero entró en un ciclo después del 21 de marzo que combina la realidad de los mercados bursátiles con las contiendas electorales mexicanas y estadounidenses (sin dejar a un lado la probable salida de Inglaterra de la Unión Europea: Brexit), y el segundo que no cuenta con evidencias ante el cambio de paradigma energético internacional y nacional.

En ese marco, el viernes pasado Petróleos Mexicanos (PEMEX) hizo un anuncio histórico sobre la primera alianza que la empresa productiva del estado permitiría con la iniciativa privada por acuerdo del Consejo de Administración de la petrolera, con ello, atraería una inversión estimada en 11 mil millones de dólares en el trascurso de 15 años. Esto significa que en el campo llamado Trión, ubicado en el Cinturón Plegado de Perdido, cerca de la frontera con Estados Unidos, al que será sumado a los otros yacimientos de licitación para el 5 de diciembre en la Ronda 1.4, y que ya es conocida por los analistas como ‘La joya de la corona’, por la apuesta de Chevron, Exxon Mobil, Repsol, Shell, Statoil y Total.

La maniobra anunciada por PEMEX busca, precisamente, inyectar certidumbre a los inversionistas del sector energético para atraerlos hacia México. Un claro ejemplo de ello es que mientras desde Londres, Inglaterra (Como oportunamente informamos a través de mi portal www.daviddorantes.mx)la petrolera Shell anunciaba un fuerte recorte mundial en el que limitará su presencia en muchas regiones del mundo, pese a ello sentenciaba que seguiría invirtiendo en el Golfo de México cobrando sentido tras el anuncio mexicano, y que es claro que van por parte de los 480 millones de barriles de petróleo que reserva el campo Trión.

Es decir, lo único que veremos en las próximas semanas son anuncios que den certidumbre para la inversión en el sector energético. Con respecto a México, tendremos algunos arranques de obras particularmente de la red de gasoductos, como el marino sur Texas – Tuxpan que ya tendrá su adjudicación y que es una obra que llama la atención internacional. Lo interesante de la reciente apertura para la alianza con PEMEX en el campo Trión es que le vendrá a dar mucha vida al Puerto Matamoros. Es decir, sí los mercados internacionales no se sacuden de más, el 2017 será un año plagado de inversiones en México y particularmente en la región de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Veracruz. ¿Usted qué opina?.

* El autor es consultor en comunicación política y del sector energético en Tamaulipas

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.