Monterrey

Invertirá Estado 14.20 mdp en modernización de aserraderos

Arrancan en Galeana la primera etapa; se beneficiarán cuatro proyectos.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
27 noviembre 2017 10:32 Última actualización 27 noviembre 2017 10:32
Cortesía.

Cortesía.

A fin de impulsar la actividad forestal en el estado, el Gobierno de Nuevo León anunció que invertirán 14.20 millones de pesos para la primera etapa de modernización de uno de los aserraderos ubicados en el municipio de Galeana, “Complejo Industrial Forestal Nuevo León”.

De acuerdo con información divulgada por la Secretaría de Economía y Trabajo, que encabeza Fernando Turner Dávila, 11.50 millones de pesos serán aportados por el Estado y 2.70 mdp por un socio operador con 30 años de experiencia en el ramo.

“El proyecto propone la instalación de un aserradero moderno, con infraestructura igual a la instalada en los centros industriales maderables de Chihuahua y Durango, en uno de los cuatro aserraderos que actualmente operan de forma continua en el estado.

“El aserradero quedará arrendado financieramente al socio operador, quien pagará las cuotas mediante los ingresos producidos por la actividad del aserradero”, explicó la dependencia estatal.

Según datos de la Semarnat actualmente se tienen 51 mil metros cúbicos rollo de madera con permiso de aprovechamiento, sólo siete mil metros cúbicos son los que se aprovechan, debido a que los productores carecen de dinero y equipo necesario para procesar la madera.

“El objetivo del proyecto es que Nuevo León ingrese 90 millones de peos al año en la zona más vulnerable del estado, donde se encuentran estos recursos naturales; en Galeana, Zaragoza, Iturbide, Aramberri, Linares y Rayones.

Cerca de 42 aserraderos son los que la autoridad tiene identificados en el estado, de ellos sólo cuatro producen de manera continua; estos tienen un coeficiente de aserrío del 40 por ciento.

PREVEN MAYORES BENEFICIOS

La Sedet señaló que el proyecto tendrá un impacto económico debido a un incremento en la competencia lo que derivará en mayores precios de venta, más fuentes de empleo y más ingresos a sus dueños; en el social, se estima un desarrollo de infraestructura e incremento en la calidad de vida de los habitantes.

En el ambiental, señaló, se prevén impactos positivos gracias al aumento de biomasa forestal; la protección ante plagas e incendios y programas de forestación y restauración, así como la conservación de agua y suelo.