Monterrey

Inversión pública resta dinamismo a la economía de NL

OPINIÓN. Durante el año pasado, la economía de Nuevo León creció 2.5%, encima del crecimiento nacional de 2.3%, pero por debajo del 4.2% observado en el 2015.
VISIÓN ECONÓMICA
​Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
18 mayo 2017 10:19 Última actualización 18 mayo 2017 10:30
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó las cifras del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) para el cuarto trimestre de 2016.

Durante el año pasado, la economía de Nuevo León creció 2.5 por ciento (por encima del crecimiento nacional de 2.3 por ciento) pero por debajo del 4.2 por ciento observado en el 2015. Al interior del crecimiento destaca la caída en la actividad del sector primario (sector agropecuario) en 4.8 por ciento y la disminución del sector industrial en 2.1 por ciento (el más relevante para la entidad).

Dentro de este último, el componente que desaceleró a dicho sector es la construcción (-22 por ciento), donde la construcción pública disminuyó fuertemente en 56 por ciento anual mientras la privada cayó 4.5 por ciento. Por otro lado, el sector manufacturero creció 5.7 por ciento anual mientras que el sector servicios concluyó el año con una expansión de 5.5 por ciento.

Así, si bien el sector manufacturero mantuvo un buen desempeño en comparación al promedio del país, el sector de la construcción fue el principal componente que perjudicó al crecimiento del sector industrial.

No sólo eso, sino que la construcción pública se desplomó en la entidad contribuyendo a una disminución del sector más pronunciada. El sector industrial es el responsable de aproximadamente el 45 por ciento del empleo en la entidad (cifras de 2015).

¿Qué podemos esperar hacia adelante? Durante los primeros dos meses de este año, el sector manufacturero creció 13.6 por ciento en el estado.

Aun ante un entorno más complicado por las políticas más proteccionistas de los Estados Unidos, el sector manufacturero se ha comportado de una manera favorable. Ello es reflejo de la recuperación del sector industrial estadounidense (que está muy ligado con la exportación de bienes manufactureros de la entidad) que se mantiene en expansión según las últimas cifras del Institute of Supply Management (ISM, por sus siglas en inglés).

Lo preocupante para la industria es el sector de la construcción que seguirá sufriendo por la contracción de la inversión pública en la entidad.

Ello contrasta con los proyectos de infraestructura que se llevarán a cabo en el Estado de México como el tren ligero entre Toluca y el DF, y el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. Sólo durante los primeros dos meses del año la construcción en obras públicas se contrajo 60 por ciento en el estado de Nuevo León.

Por otro lado, la construcción privada también muestra signos de desaceleración. Durante los primeros dos meses del año, ésta se redujo 24 por ciento anual, y las perspectivas de mayores tasas de interés hacia adelante sugieren que este ritmo negativo se mantendrá.

Finalmente, si bien el sector de los servicios continúa con un ritmo de crecimiento sólido, esperemos una desaceleración como resultado de una mayor inflación (reduciendo el ingreso disponible de las familias) y menores créditos (por el alza en las tasas de interés).

Aun así, es muy probable que el sector manufacturero contribuya a que Nuevo León supere de nuevo al crecimiento nacional.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.