Monterrey

“Inversión de Coca-Cola en marcas es constante”

El CIDCC instalado en la CDMX da empleo a entre 90 a 100 personas.
Édgar Rivera
erivera@elfinanciero.com.mx
01 diciembre 2017 8:26 Última actualización 01 diciembre 2017 8:26
OBJETIVO.  La embotelladora busca satisfacer la demanda del consumidor.

OBJETIVO. La embotelladora busca satisfacer la demanda del consumidor.

CDMX.- El proceso de inversión o reinversión en la generación de marcas y nuevas categorías de Coca-Cola no tiene fin “porque en nuestra industria el consumidor es el rey que marca la pauta”, dijo Joan Prats, Vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicación Corporativa de Coca-Cola en México.

“En nuestra industria, al final del día el consumidor es el rey que marca la pauta, esto significa que la demanda manda, porque si por ejemplo en época de verano le gusta más una bebida con sabor a limón, con un poco de gas y sabor a fresa, nos lo va a decir. Nuestra empresa ha entendido que debemos tener un diálogo permanente con nuestro consumidor”, explicó el directivo durante una plática con periodistas de América Latina celebrada en la Ciudad de México.

“Como empresa yo no quiero equivocarme al hacer un producto, y luego que se quede en el anaquel, y después el consumidor me pregunte: ¿y esto qué es? A mí no me gusta y no me han pedido mi opinión.

“Por ello, les digo que el mundo cambió y en Coca-Cola Company lo hemos entendido, desde el punto de vista que como empresa necesitamos saber qué hábitos tiene, qué familia tiene, que tipo de vida tiene, si hace mucho o poco deporte, si le gusta un sabor más ácido, o más dulce, dígamelo usted, y aquí la demanda manda, y esa es la parte inteligente de este proceso de hacer negocios”.

Señaló que “el costo-beneficio de todos los que estamos en el gran consumo es asegurarnos de que el “briefing del producto” me lo dé el consumidor, y yo como empresa lo que tengo que asegurarme es que lo haré de la mejor forma para no defraudar la petición que me ha hecho como consumidor.

Prats indicó que Coca-Cola invirtió 18 millones de dólares en el Centro de Innovación y Desarrollo de Coca-Cola (CIDCC) para Latinoamérica, situado en la Ciudad de México, y el sexto que tiene en el mundo.