Monterrey

Exageran inversiones con Reforma Energética

Las expectativas que se tienen en torno a la inversión, tanto nacional como extranjera, que llegará al país como resultado de la aprobación de la Reforma Energética son exageradas, señaló
Salvador Kalifa, presidente de Consultores Económicos Especializados. 
Sonia Coronado
30 octubre 2014 22:9 Última actualización 31 octubre 2014 5:0
Sector energético

Gas natural. (Reuters)

MONTERREY.- Las expectativas que se tienen en torno a la inversión, tanto nacional como extranjera, que llegará al país como resultado de la aprobación de la Reforma Energética son exageradas, señaló
Salvador Kalifa, presidente de Consultores Económicos Especializados.

“El lado negativo de esta Reforma Energética es que tenemos que reconocer que las expectativas son realmente exageradas, yo he escuchado cantidades que van desde los 20 mil hasta los 40 mil millones de dólares anuales de inversión extranjera o nacional en el sector energético. Si llegase entrar ese dinero, entonces el precio del dólar se nos va a ir a 10 u 11 pesos, pero la gran interrogante es, va a entrar ese dinero”, señaló el especialista en el marco del cambio de la mesa directiva del Club de Harvard Monterrey.

Jesús Viejo González, economista independiente y ex jefe de Economistas de Alfa, dijo que “las expectativas se deben atemperar, es decir, son cosas positivas pero van a tomar tiempo para reflejarse en mayor crecimiento, bienestar y empleo, qué tan exageradas son o no; creo que serían exageradas si la gente piensa que el impacto es mañana y serían más razonables si la gente piensa que es un paso en la dirección correcta, para eventualmente tener un impacto en el mediano plazo”.

Detalló que con dicha reforma habrá regiones que se beneficien de distinta manera “para el caso de Nuevo León sí existe una expectativa importante de que (el estado) juegue un rol interesante en el tema energético y, eso definitivamente ya está muy ligado al tema automotriz, lo cual ambos son muy positivos”.

Kalifa dijo que de todas las reformas aprobadas, la Energética es la que tendrá mayor trascendencia, principalmente en la zona Norte del país, por lo que no debe de descuidarse el tema de la seguridad ya que esto podría ahuyentar las inversiones.

Agregó que entre los aspectos negativos de la Reforma Energética está el débil estado de derecho.

“El noreste de México tiene mucho gas, pero si ahí vamos a tener a todos los carteles, habrá un problema serio. Veamos los acontecimientos de Michoacán y Tamaulipas.

En este sentido, Viejo González dijo que a pesar de que en el estado se ha hecho mucho por devolver la paz a la población no debe quitarse el dedo del renglón, y seguir trabajando al respecto.

“El trabajo no termina con las reformas, empieza con ellas, porque para que realmente se manifieste en mayor empleo y bienestar de la población, se tiene que implementar muy bien y, seguir trabajando en mejorar el marco regulatorio y el estado de derecho en el país, mejorar los temas de seguridad y finalmente ya podríamos ver un impacto en el mediano y largo plazo”, dijo.

Abundó que “el tema de la seguridad es importante, sobre todo para la atracción de inversión extranjera”.

En el mismo evento, durante su participación Everardo Elizondo, ex subgobernador del Banco de México, quien se enfocó al comportamiento de la economía nacional, dijo que ésta tiene una recuperación debilucha.

“Hay suficiente información estadística para concluir que en efecto, está en marcha una recuperación debilucha de la actividad económica, sostenida por las exportaciones, específicamente de la industria automotriz”.

El catedrático del Tec de Monterrey sostuvo que para el cierre del año el consenso de los economistas, es que el país presente un crecimiento de 2.4 por ciento.

Enumeró una serie de riesgos para el país frente al entrono volátil como el aumento en las tasas de interés por la Reserva Federal por contagio del exterior, devaluación del peso, caída del precio del petróleo, presiones inflacionarias, endeudamiento público creciente, el desencanto con reformas estructurales y violencia callejera.