Monterrey

Inicia liberalización de precios de gasolina en NL

Grupos gasolineros no esperan, en principio, grandes cambios.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
15 junio 2017 8:2 Última actualización 15 junio 2017 8:2
Gráfico.

Gráfico.

A partir de hoy entra en vigor en Nuevo León la liberalización de los precios de los combustibles, tanto de gasolina como de diésel, como parte de la apertura del mercado contemplada en la Reforma Energética.

De acuerdo con empresarios gasolineros, si bien esto abrirá en un futuro oportunidades en el sector, con las condiciones actuales la liberación de precios transcurrirá sin cambios significativos.

Además de Nuevo León, otras de las entidades donde se dará esta apertura están Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua y en el municipio de Gómez Palacio en el estado de Durango.

En Nuevo León operan 665 estaciones de servicio, los grupos más representativos son: Gas Nuevo Milenio, Orsan del Norte, Petromax (Petro 7), Servicios Gasolineros de México (Oxxo Gas), estos dos últimos, tienen presencia nacional y cuentan con permiso para importar gasolina y/o diésel.

Con la apertura del mercado de gasolina, en Nuevo León, tanto Oxxo Gas como Petro 7, invierten en conjunto alrededor de 500 millones de pesos para la renovación de una centena de gasolineras con su nueva imagen.

Anticipándose a lo que llamó la transición hacia mercados competidos de gasolina y diésel, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), pidió al gobierno del estado cambios en la legislación de desarrollo urbano, para eliminar la distancia mínima entre gasolineras a fin de permitir la libre competencia.

“La Ley de Desarrollo Urbano del estado de Nuevo León, requiere que tratándose de libramientos, vías primarias, colectoras o subcolectoras, las estaciones de servicio denominadas gasolineras se ubiquen a una distancia de resguardo de 1.5 kilómetros sobre la misma vía contados a partir de los límites de otra estación que se encuentre previamente autorizada su construcción”, explica la Cofece.

El organismo señaló que establecer dichos requisitos entre los competidores tiene efectos anticompetitivos, ya que limita la concurrencia y las alternativas de abasto, al eliminar la posibilidad de que se instale un nuevo establecimiento, además de que genera ventas exclusivas a favor de los agentes establecidos.

“Nosotros como empresa siempre estamos a favor de la mayor competencia y competitividad. La autoridad está trabajando en cómo abrir esas puertas para permitir una competencia más abierta y sana.

“Para nosotros, eso es algo positivo porque le da más posibilidades al mercado de que haya una mayor competitividad”, dijo Rolando Vázquez, director general de Oxxo Gas.

Por su parte, Carlos Hernández Delsol, director de Administración y Finanzas de Orsan Corporativo, señaló recientemente que “como inversionista optaría porque se mantuvieran las territorialidades actuales, porque de otra manera pudiéramos tener cada día más competencia cercana de donde estamos. Las gasolineras, que construimos o compramos, están diseñadas para atender un servicio con cierto flujo y donde no hay competencia”, mencionó.

Explicó que las estaciones de servicio ya instaladas se podrían quedar con una sobreinversión y un alto gasto debido a que los “nuevos vecinos” llegarían con un proyecto de menor tamaño y por ende menor inversión.

Orsan tiene presencia en Monterrey, Querétaro, Tabasco, Campeche y Veracruz, con un total de 144 estaciones de servicio de los que 30 están ubicadas en la zona metropolitana de Nuevo León.

“Tenemos un proyecto de agregar más puntos de venta, adquiriendo algunos ya existentes, precisamente porque pensamos que construir nuevos, podría canibalizar el mercado y deteriorarlo el día de mañana. El plan es comprar entre diez y cuarenta estaciones de servicio por las distintas partes del país”, dijo el directivo.