Monterrey

Inicia gobierno reestructura de deuda;
licita 1,500 mdp sin uso de broker

Diputados prevén mejores tasas de interés y avalan la
transparencia.
ALEJANDRA MENDOZA
amendoza@elfinanciero.com.mx
06 octubre 2016 8:39 Última actualización 06 octubre 2016 8:47
ME Dinero (Especial)

Del pasivo total del Estado, 29 mil millones de pesos están contratados con
la banca comercial (en 28 créditos).

El gobierno de Nuevo León inició con el proceso de reestructura de
su deuda, al licitar un monto por mil 500 millones de pesos; un hecho
histórico en su esquema para la entidad.

La licitación es la primera de cuatro que se pretenden realizar sin la utilización de un broker, como ha ocurrido en administraciones
anteriores, destacó el Tesorero del Estado, Carlos Garza Ibarra.

“Es la primera licitación que se hace en Nuevo León, estamos cumpliendo con lo que dice la Ley de Disciplina Financiera, y lo más importante, y eso hay que aclararlo, es que no estamos utilizando ningún broker”, dijo en entrevista a El Financiero.

Explicó que el proceso de esta licitación puede concretarse de Cemex informó que su subsidiaria Cemex Latam Holdings (CLH) ha
realizado cambios organizacionales en la estructura directiva, así como en Cemex Colombia que fortalecerán los niveles de liderazdos
maneras; “la primera puede ser que un Banco que tenga contratado
un monto similar pueda ofrecer tasas de interés menores; y otra forma, es que otro Banco ofrezca los recursos millonarios, con los que el Estado liquidaría créditos por el mismo monto que obtendría”.

Comentó que actualmente unos tres bancos tienen créditos con el
gobierno de Nuevo León por montos de alrededor de mil 500 millones
de pesos.

A través de esta licitación se pretende conseguir tasas de TIIE + 1.5
puntos; además se busca lanzar cuatro licitaciones; dos de ellas en
lo que resta de este año, y las otras dos a inicios del 2017.

“Nuestro objetivo es provocar una mayor competencia en los Bancos, y que exista interés en el proceso, y por tal motivo estamos dando condiciones para hacerlo a través de los plazos.

“Es un mecanismo abierto para que puedan participar y que se sentan cómodos a plazos de 10 años, también hay plazos de 15 años y de 20 años”, señaló.

Garza Ibarra explicó que el proceso permitirá desahogar un poco la situación financiera de Nuevo León y destinar mayores recursos a la inversión productiva.

Confió en que se puedan conseguir tasas de interés bajas, pese al
aumento anunciado recientemente por el Banco de México (Banxico),
en 50 puntos base, para ubicarse en 4.75 por ciento.

“El proceso será totalmente transparente. Cualquier ciudadano u organismo podrá conocer el desarrollo de las diversas etapas del proceso. La información se dará a conocer oportunamente y estará disponible en el sitio web del Gobierno del Estado”, informó.

Por su parte, el economista Marco Antonio Pérez Valtier, opinó que ante el alza de las tasas de interés anunciado recientemente por el Banco de México, es difícil que el Estado pueda encontrar buenas condiciones en tasas ofrecidas por las instituciones financieras.

“El Banco de México acaba de subir la tasa de interés en 50 puntos
base; ¿qué va a renegociar a menor tasa, si están subiendo?”, 
cuestionó el experto.

Agregó que en la administración pasada se habían autorizado un plazo por 27 años para reestructurar la deuda, y el perído máximo que el Congreso autorizó en esta nueva reestructura es de 20 años, por lo que esto también complicaría el proceso.