Monterrey

Inicia FEMSA proceso para arbitrar a su socio Socofar

Medio chileno asegura que tienen desencuentros contables.
Redacción.
28 agosto 2017 8:13 Última actualización 28 agosto 2017 8:13
[Coca-Cola FEMSA habría encargado a Bank of Tokyo Mitsubishi, HSBC y Mizuho gestionar un crédito a 5 años/Bloomberg] 

[Bloomberg]

FEMSA inició la semana pasada con los trámites ante el Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago (CAM), a fin de presentar una demanda en contra de su socio, en Socofar, Guillermo Harding, publica el sitio de noticias chileno La Tercera.

El portal señala que bajo absoluta reserva, a las oficinas de Socofar llegó una carta en la que se oficializa por parte de FEMSA su primer paso para la presentación de una demanda arbitral en contra del empresario y sus sociedades.

El desencuentro habría empezado hace tres meses en una sociedad interna de Socofar, dedicada a la prestación médica a pacientes enfermos de cáncer.

“Según fuentes de la industria, los recursos en disputa se explican por discrepancias contables sobre cómo catalogar una partida ligada a los Programas de Acceso Médico (PAM).

Para Harding, se trata de un ítem ordinario y propio del negocio mientras que para los mexicanos corresponde a una cuenta por cobrar”.

La Tercera menciona que si el Tribunal avalara la postura de FEMSA, “Socofar debería efectuar un ajuste de patrimonio, lo que sería responsabilidad del vendedor. Al contrario, si se hiciera como lo viene realizando la compañía antes del ingreso de su socio- sería denominado como un ajuste propio del giro ordinario del negocio”.

El portal de noticias, que atribuye la información a fuentes de Socofar, resalta que dado el riesgo de incobrabilidad por defunción del paciente, “la sociedad dedicada a prestaciones oncológicas contabiliza esto haciendo una provisión de ingresos. Algo que es normal dentro de la industria de clínicas”.

Añade que “el ajuste contable podría alcanzar alrededor de tres millones de dólares”.

La representación de Guillermo Harding y sus siete sociedades está en manos del estudio legal Barros Errázuriz. Por su parte, los abogados de FEMSA pertenecen al estudio Guerrero Olivos.