Monterrey

Inicia despacho de pre-inspección aduanera con EU

Para agilizar el movimiento de mercancías entre México y Estados Unidos, el primer despacho de pre-inspección de productos inició formalmente el 21 de octubre en Laredo, Texas.
Javier Amieva/ Corresponsal
25 octubre 2015 21:22 Última actualización 26 octubre 2015 12:15
Aeropuerto Laredo. (Javier Amieva)

La empresa Royal Airfreight efectúa el primer embarque aéreo en Laredo, Texas, con destino a León, Guanajuato. (Javier Amieva)

LAREDO.- El primer despacho de pre-inspección entre mercancías que provienen de Estados Unidos hacia México y de productos mexicanos que se exportan al vecino país del norte, inició formalmente el pasado 21 de octubre, con lo que se dio inicio formal a un programa piloto binacional que abre una nueva era al comercio internacional entre ambas naciones.

“El primer despacho en inspección previa fue operado el 21 de octubre en las facilidades del aeropuerto de Laredo, Texas, por la empresa Royal Airfreight mediante un embarque con destino a León, Guanajuato, uno de los ocho aeropuertos mexicanos autorizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), los otros son Chihuahua, San Luis Potosí, Querétaro, Toluca, Guadalajara, Hermosillo y Saltillo”, señaló José Flores, Director del Aeropuerto internacional de Laredo, Texas.

Este hecho, dijo, le dará un gran impulso al intercambio comercial entre ambas naciones, y se deriva del memorándum de entendimiento firmado en la Ciudad de México entre el Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Luis Videgaray, y el Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, desde el 15 de octubre pasado.

La acción tiene el objetivo de agilizar el movimiento de mercancías entre ambos países, ya que cada año se intercambian productos por un valor de 530 mil millones de dólares, según detalló en esa fecha el secretario Johnson.

En Laredo, Texas, los agentes mexicanos revisarán las mercancías que tendrán como destino ocho aeropuertos mexicanos. Con ello se evitarán dobles revisiones y se agilizarán los tiempos para el comercio exterior, explicó Johnson.

Las maquiladoras, armadoras de automóviles y la industria de la aviación son las más beneficiadas en el proyecto piloto que robustecerá la industria automotriz en el Bajío, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

“Es la primera operación de muchas que esperamos robustezcan la economía de la región de los dos Laredos y que beneficiará a toda la industria del comercio internacional”, destacó Flores.

Comentó que este es un proyecto que la Ley Aduanera contemplaba desde hace varios años, lo que permitirá efectuar la mayoría de las operaciones aduaneras realizando una pre-inspección que permita despachos virtuales y así la mercancía arribe a su destino lista para su transporte.

El SAT; la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos de América (CBP, por sus siglas en inglés) y las autoridades administrativas aduaneras son los actores principales para facilitar estos nuevos formatos que integran tecnologías de punta al mismo tiempo.

Explicó que este programa pondrá en marcha procesos innovadores para la inspección y el despacho de cargamentos en el territorio del país exportador en donde hay personal especializado y calificado de aduanas de cada uno de los países involucrados, generando inspecciones sólo en casos excepcionales.

Dijo que a esta iniciativa se le conoce como Despacho Aduanero Conjunto bajo los términos de información proporcionada por el SAT, en donde los funcionarios de aduanas mexicanas y estadounidenses trabajarán juntos en las mismas instalaciones, intercambiando información y seleccionando cargamentos para su inspección.

Detalló que el plan de Despacho Aduanero Conjunto, que inicio operaciones mediante la pre-inspección, contempla inicialmente la implementación de tres proyectos piloto.

“Además del Aeropuerto Internacional de Laredo para la carga aérea de los sectores de la industria automotriz, electrónica y aeroespacial, este programa también considera a las instalaciones de la aduana mexicana en Mesa de Otay, en Tijuana, Baja California, para cargamentos de productos agrícolas con destino a los Estados Unidos.

“También contempla a las instalaciones de una planta ensambladora de computadoras, adyacentes a las instalaciones de la aduana de México, en San Jerónimo, Chihuahua, para cargamentos de computadoras y otros productos electrónicos con destino a Estados Unidos”, explicó el funcionario.