Monterrey

Industria de seguridad mantiene tendencia al alza; sexenio pasado creció 23%

Mario Espinosa, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular, señaló que el sexenio pasado significó un territorio muy fértil para la industria de servicios de seguridad, donde la región norte del país se convirtió en una mina de oro que les permitió crecimientos de hasta 23 por ciento.
Daniel Anguiano
29 marzo 2015 21:5 Última actualización 30 marzo 2015 5:0
Autos recuperados. (El Financiero)

En Nuevo León se tiene una mejoría notable en términos de seguridad. (El Financiero)

MONTERREY.- El sexenio pasado significó un territorio muy fértil para la industria de servicios de seguridad, donde la región norte del país se convirtió en una mina de oro que les permitió crecimientos de hasta 23 por ciento.

El periodo más severo en cuestión de seguridad en la historia de Nuevo León favoreció el dinamismo de empresas relacionadas con el equipo de rastreo de automóviles, blindaje, guardias de seguridad, monitoreo, etcétera.

Hoy en día, aunque las condiciones han cambiado y hay notables mejoras en este sentido, la expectativa de crecimiento para estas compañías se mantiene.

Mario Espinosa, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), señaló que esto se debe a que la cultura de la protección se ha impregnado en el ánimo de la población.

“Todo lo que las industrias de seguridad privada vendemos en el país, que va desde equipo de rastreo, autos blindados, puertas, cristales blindados, guardias, todo eso, tuvimos un crecimiento de 23 por ciento en el sexenio pasado y en este año la expectativa sigue”, dijo.

Agregó que para el caso de Nuevo León, en un comparativo de lo que va de este año respecto al mismo periodo de 2014, se tiene una mejoría notable en términos de seguridad; pues los indicadores revelan que hay un decremento del 21 por ciento en el número de vehículos robados con violencia; mientras que los robos sin violencia cayeron en 11 por ciento.

“En Nuevo León se robaron 346 automóviles para estas fechas y hoy llevamos 308, es decir, al menos una reducción de 11 por ciento”, añadió.
En el caso Tamaulipas, la situación es un tanto distinta, dado que las incidencias de autos robados con o sin violencia es mayor, pues hubo un alza del 6 por ciento en lo que va del año, comparado con el mismo periodo de 2014.

El caso de Coahuila llama la atención, porque el descenso en estos casos ha sido dramático, alcanzar decrementos de casi el 60 por ciento.

Pues en robos con violencia, Coahuila tiene una caída de 58 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado
“En robos con violencia, Coahuila llevaba 211 en 2014, y llevamos 130, Coahuila es un ejemplo a seguir”, añadió Espinosa.

Por otro lado, comentó que en lo que respecta a los datos a nivel nacional, también hay una mejoría que se traduce en una reducción del 11 por ciento en los casos de vehículos robados con o sin violencia.

“En todo el país llevábamos 11 mil 150 vehículos robados y hoy llevamos 9 mil 912, es un 11 por ciento menos, lo cual es una buena noticia”, comentó.

Asimismo, Espinosa agregó que en estas estadísticas, el 80 por ciento de los casos responde a los vehículos de carga.