Monterrey

Industria de Nuevo León refleja contracción en junio

De acuerdo con la encuesta mensual sobre expectativas económicas en la manufactura de Nuevo León que lleva a cabo la Cámara de la Industria de la Transformación, los principales indicadores de la producción del ramo mostraron una contracción en junio.  
Juan Antonio Lara
22 julio 2014 22:58 Última actualización 23 julio 2014 5:0
Sector manufacturero

(Foto: Bloomberg/Archivo)

MONTERREY.- Los principales indicadores de expectativas de producción en la manufactura de Nuevo León mostraron una contracción en junio.

De acuerdo a la Encuesta Mensual sobre Expectativas Económicas en la manufactura en Nuevo León, realizada por la Cámara de la Industria de la Transformación del estado entre altos directivos, la industria tuvo un menor dinamismo el mes pasado.

Sin embargo, los datos de la inversión realizada por las empresas parecieran señalar un retorno en la confianza.

El porcentaje de directivos que señalaron haber realizado alguna inversión en el mes de junio fue del 41.3 por ciento, el más alto en lo que va el año.

Lo anterior, junto con las cifras revisadas de mayo, indica que la recuperación económica aún no se ha consolidado.

La encuesta fue realizada entre 132 altos directivos de empresas regiomontanas del 7 al 14 de julio pasado vía correo electrónico.
Los rubros de nuevos pedidos y volumen físico de producción se ubicaron en los 48.9 y 48.5 puntos, respectivamente, reflejando la disminución de la demanda por los productos de las empresas con respecto al mes inmediato anterior.

De acuerdo a este índice, si el número se ubica por arriba de los 50 puntos, la variable se encuentra en expansión, pero si está por debajo de esta magnitud, significa una contracción.

El rubro de capacidad utilizada se ubicó por debajo del umbral de expansión, con 48.1 puntos, mostrando el debilitamiento de la capacidad productiva de las empresas.

No obstante, el rubro de número de trabajadores muestra señales positivas, ubicándose en los 50.2 puntos, significando una mayor dinámica laboral.

De acuerdo a la encuesta, aparentemente los empresarios comienzan a recuperar la confianza, al observarse una trayectoria ascendente en el porcentaje de empresas que han realizado alguna inversión en los últimos meses.

En particular, en junio este índice repuntó hasta el 41.3 por ciento.
De todas maneras, una mayor proporción de empresas continúan señalando que “una actividad económica débil” es un factor que afectaba su desempeño (60.6 por ciento de las empresas en junio).
El segundo obstáculo que identificaron las empresas es el de la carga fiscal federal, con el 35.6 por ciento.

Le siguen una menor demanda externa, con el 23.5 por ciento; inseguridad, con el 14.4 por ciento; y escasez de personal capacitado, con el 12.9 por ciento.