Monterrey

¿Independientes?

OPINIÓN.Existen dentro de los partidos personas y candidatos que son independientes y tienen criterio propio, conciencia, respeto por sus electores y votan o actúan congruentes con ello sin dejarse someter a los intereses de su partido o grupos.
MIRADA DEL NORESTE
Tatiana Clouthier
tamaramtz@gmail.com
13 junio 2017 8:21 Última actualización 13 junio 2017 8:45
Tatiana Clouthier, maestra en Administración Pública.

Tatiana Clouthier, maestra en Administración Pública.

Debe ser muy grande el placer que proporciona el gobernar, puesto que son tantos los que aspiran a hacerlo.
Voltaire


Imposible no hablar de elecciones después de lo vivido en nuestro país el pasado 4 de junio, especialmente en Coahuila y el Estado de México.

Cada quien ha sacado las propias conclusiones sobre lo que pasó y muchos han incluso dicho que los “independientes” han muerto.

Ante ello, y por ser gran impulsora para que los ciudadanos lográramos este derecho, me veo en la obligación de hacer algunas aclaraciones del tema.

Primero, creo que hemos confundido lo que es ser independiente de “competir por la vía independiente”. No es lo mismo. Competir por la vía independiente es un derecho y es eso, aparecer en la boleta con el nombre individual del o la interesad@ sin partido alguno. Lo anterior, no significa que la persona sea “independiente”.

Existen dentro de los partidos personas y candidatos que son independientes y tienen criterio propio, conciencia, respeto por sus electores y votan o actúan congruentes con ello sin dejarse someter a los intereses de su partido o grupos.

También existen candidatos que compiten por la vía independiente y de eso no tienen nada. Esto es, están ligados a intereses muy particulares de partidos o ex partidos, de sindicatos, de grupos de poder o apoyo y no por haber competido sin el logotipo de un partido quiere decir que son libres al momento de actuar.

Dicho esto, entremos a profundizar un poco más en el tema de si los independientes sirven o si ya se terminó el aire para que éstos tengan futuro dentro de los procesos electorales en nuestro país.

Quienes nos quieren hacer creer que están muertos, se equivocan.

Olvidan que ser eso, INDEPENDIENTE, al final del día significa que no está ligado uno a otro y por tanto si le fue bien o mal a uno no tiene que ver con el desempeño de otro.

Mostremos por ello casos de éxito como el de Pedro Kumamoto en Jalisco, quien ha logrado con su energía y avances contagiar al resto del país con una luz de esperanza. Por otro lado y a nivel nacional está Manuel Clouthier, quien ha hecho lo propio en la Cámara de Diputados y ha puesto en la agenda temas que de otra manera no estarían discutiéndose a nivel nacional

No obstante estos dos casos, con esto no significa que los logros de ambos sirvan como plataforma para hacer campaña para Juan o para Luisa, sino al final de cuentas hablan de los compromisos de cada uno y como éstos sí han entendido lo que significa ser y competir por la vía independiente.

Segura estoy que aún queda mucho por ver y recorrer por la vía independiente en este país y para ello antes de votar debemos analizar quién es cada candidato (a).

La autora es maestra en Administración Pública. Tiene experiencia en administración pública local y estatal y en el área de docencia. Exdiputada federal. Se define como ciudadana de tiempo completo.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.