Monterrey

Incumple a Estado creación de empleo

Bevidasa firmó un convenio con el que exportaría al año 25 mdp, y generaría 200 empleos directos; sin embargo, todo indica que no se ha cumplido lo acordado. 
Sonia CoronadO
scoronado@elfinanciero.com.mx
08 marzo 2017 10:40 Última actualización 08 marzo 2017 12:35
El entonces gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina  dio el banderazo de arranque para los trabajos de construcción de la procesadora de bebidas.

El entonces gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina dio el banderazo de arranque para los trabajos de construcción de la procesadora de bebidas.

Durante la administración del gobernador Rodrigo Medina se habrían otorgado incentivos por dos millones 23 mil pesos a la empresa Bevidasa, para aplicarlos en hasta el cien por ciento de las obras de infraestructura para que la compañía se asentara en el municipio de Anáhuac, Nuevo León; sin embargo, todo indica que la productora de bebidas frutales, concluyó la obra física pero no ha generado los empleos comprometidos en el convenio de colaboración.

Según funcionarios municipales, la compañía subsidiaria de Cooperativa Pascual Boing, elaboraría diversas bebidas frutales.
  
“Eso nunca se cumplió, tanta expectativa. De acuerdo a lo que se anunció, desconozco los motivos reales, pero no fue lo que se anunció. Sí se estuvo construyendo la nave, en apariencia sí se hizo la inversión físicamente, está muy grande el complejo pero producción y generación de empleos como tal no se ha llevado a cabo”, mencionó la fuente.

Ni directivos de la compañía, ni funcionarios del gobierno estatal estuvieron disponibles para aclarar la situación actual del convenio.

El acuerdo firmado entre ambas partes, al que se tuvo acceso a través de la Plataforma de Transparencia, señala que la empresa se compromete a llevar a cabo un proyecto de inversión en el estado con una inversión estimada de 112 millones 500 mil pesos, “lo que se traduce en la generación proyectada de 200 empleos directos y que se tiene la intención de continuar con dicho proyecto en el estado”.

La compañía debería de estar produciendo jugos, bolis, cafés, tés que distribuiría, comercializaría y exportaría de acuerdo a sus estimaciones, planes y proyecciones de inversión.

El compromiso de Bevidasa con el gobierno del estado era contribuir con el volumen de exportaciones anuales equivalentes a 25 millones de pesos y al fortalecimiento de la proveeduría local mediante la adquisición de bienes, productos o servicios con un porcentaje del costo de producción de entre 75 por ciento una vez establecido en la entidad.

“En reciprocidad a lo anterior el Estado otorgará a el inversionista la cantidad de dos millones 23 mil ochocientos setenta y cinco pesos para ser aplicado en la realización de hasta el cien por ciento de las obras de infraestructura que propicien el asentamiento, instalación o expansión de las empresas, u otorgamiento de recursos económicos para su ejecución, cantidad que será otorgada al inversionista durante los años 2014 y 2015 vía reembolso”, detalla el convenio firmado por ambas partes.

Pobladores de Anáhuac señalaron que la única producción que salió de la fábrica, fue la que se hizo hace casi dos años misma que fue donada al municipio y la comunidad como parte de las pruebas de equipo que se instaló dentro del complejo productivo.

De acuerdo con la cuenta pública del Fideicomiso para el Desarrollo de la Zona Citrícola del Estado (Fidecitrus) de 2012 se transfirieron por concepto de incentivos 400 mil pesos para Bevidasa, sin embargo en los estados anuales subsecuentes no se señalan partidas para dicho proyecto.